¿Por qué a las personas inteligentes no les interesa ser sociables? Los inteligentes son solitarios

¿Por qué las personas muy inteligentes tienden a ser solitarias? Antes de empezar con esta tesis hay que establecer la total o parcial verdad de esta afirmación. ¿En efecto las personas muy inteligentes suelen ser solitarias?

Para responder esto primero hay que establecer que es verdaderamente la inteligencia, y como estas se separan de otras virtudes de la cognición como la sabiduría, la introspección o la razón.

En términos más generales, se puede describir como la capacidad de percibir o inferir información, y retenerla como conocimiento para aplicarlo a comportamientos adaptativos dentro de un entorno o contexto. Partiendo de esto rápidamente vemos que la hipótesis planteada es solo parcialmente verdadera.

Y es que cuando hablamos de inteligencia desde la academia muchas veces nos referimos más al arquetipo del profesor distraído, un individuo cuyo máximo interés es el análisis de pensamientos abstractos pero que en general tiende a ser un completo desastre en todos los otros ámbitos de la vida.

Teniendo en cuenta la definición anterior de inteligencia en este arquetipo solo cabría aquellas personas cuya inteligencia esta mayormente relacionada a la capacidad lógica, en su mayoría personas afines a las ideas abstractas como la filosofía o las matemáticas.

Pero esto no quiere decir que alguien cuyas virtudes intelectuales tiendan más a las dinámicas sociales no deja de ser menos inteligente. El político quien de manera maquiavélica enamora a cada individuo involucrado en la jerarquía de poder con el fin de alcanzar sus objetivos personales o ideológicos no deja de ser un genio malvado. Así mismo quien goza de una gran facilidad y capacidad para comunicar o vender una idea. dos cosas.

Sin embargo autores como Carl Jung, quien también era psicólogo clínico, y que a lo largo de su carrera pudo estudiar el comportamiento de cientos de sus pacientes, mucho de ellos pertenecientes a la elite intelectual europea, señalo el gran peligro de abrazar esta idea en su totalidad, e incluso cuenta como aquel quien analiza los pensamientos más abstractos es también quien debe de prestar más atención a la necesidad de participación en algún tipo de dinámica social, familia o amigos, con el fin de evitar una futura neurosis y disociación total de la realidad.

En su libro Recuerdos, sueños y reflexiones Carl Jung asegura que esto pudo ser lo que habría llevado a Frederick Nietzsche a la locura, y que por el contrario él, al contar con una estructura familiar a la cual arraigarse en el día a día, garantizo que los profundos viajes del filósofo hacia su introspección puedan ser acompañados de un seguro camino de regreso a la realidad al tener una vida ordenada, con responsabilidades e interacciones sociales saludables.

Jung registró sus enfrentamientos con el inconsciente en lo que se conoce como el Libro Rojo y los Libros Negros y, como señaló, el temor de estar “amenazado por una psicosis” era un compañero recurrente. Jung confió en la estabilidad de su vida en el mundo externo para asegurarse de escapar ileso de sus exploraciones psicológicas.

“Era muy esencial para mí tener una vida normal en el mundo real como contrapeso a ese extraño mundo interior … El contenido inconsciente podría haberme vuelto loco. Pero mi familia y el conocimiento: tengo un diploma médico … debo ayudar a mis pacientes, tengo una esposa y cinco hijos … estas fueron realidades que me exigieron y me demostraron una y otra vez que realmente existía ”. escribió Jung en su obra Recuerdos, sueños, reflexiones.

En contra parte Nietzsche no tuvo ni una fracción de la estabilidad o el éxito de Jung. No tenía una carrera, un lugar en la sociedad, una reputación, amigos cercanos, familia propia ni esposa. Y así, existe la posibilidad de que, a diferencia de Jung, Nietzsche se perdiera en su confrontación con el inconsciente, y que su existencia solitaria fuera el suelo fértil del que brotó su locura.

Por lo que, aunque puede resultar tentativo para el individuo intelectual moderno aislarse para perseguir de manera egoísta sus intereses intelectuales, y así mismo evitar los inconvenientes y distracciones que dichas dinámicas pueden llegar a traer; esté debe poner su ego de lado y procurar las relaciones humanas con interés y diligencia, cultivarlas y entender que en ello también se encuentra un gran tesoro y belleza alejada del placer que cualquier ejercicio intelectual que puede realizar.

Así mismo, y como vimos en el caso del doctor Jung, una solución a esto sería el no solo buscar la compañía de aquellos a quienes se tienen accesibilidad para relacionarse, sino que también para alcanzar una mayor felicidad y sentirse más completo, el individuo inteligente está llamado a poner en la medida que le sea posible, sus capacidades cognitivas especiales al servicio sincero de la sociedad y de quienes lo rodean, solo esto le traerá un gozo completo y ara de la inteligencia una bendición.

¿Por qué a Las Personas Inteligentes No Les Interesa Ser Sociables? Los Inteligentes Son Solitarios

Subido por Queremos Estar Bien

Impactos: 14

Deja una respuesta

Abrir chat
¿Por qué las personas muy inteligentes tienden a ser solitarias? Antes de empezar con esta tesis hay que establecer la total o parcial verdad de esta afirmación.