Ni las vacunas COVID provocan VIH, ni hay pruebas de que Luc Montagnier dijera que las terceras dosis contagian el SIDA

Una supuesta cita en torno al VIH y la vacuna contra la COVID-19 ha sido atribuida a Luc Montagnier, pero no hay registros de que el Premio Nobel vinculara públicamente la administración de terceras dosis con el SIDA.

Circulan varios mensajes que atribuyen a Luc Montagnier, descubridor del VIH y fallecido a los 89 años el pasado 8 de febrero, una cita que vincula las terceras dosis de la vacuna contra la COVID-19 con la enfermedad del SIDA. Aunque Montagnier ha sido uno de los principales promotores de mensajes antivacunas en sus últimos años, no hay pruebas de que hiciera semejantes afirmaciones.

“Para aquellos de ustedes que han tomado la tercera dosis, vayan y háganse la prueba del SIDA. El resultado puede sorprenderles. Entonces, demanden a su gobierno”, recoge un mensaje atribuido a Luc Montagnier y que ha sido replicado miles de veces en redes sociales.

El origen del mensaje, como han explicado los verificadores estadounidenses de Lead Stories y los italianos de Facta, son publicaciones escritas en inglés que atribuían la siguiente frase al que fuera ganador del Nobel de Medicina en 2008: “If you have taken the third dose, go and take a test for AIDS” (“si te has puesto la tercera dosis, hazte una prueba de SIDA”, en español).

Hemos buscado en medios de comunicación y a través de diferentes buscadores, pero no hemos encontrado registros fiables de que Luc Montagnier pronunciara dicha frase. Únicamente hemos encontrado foros de memes en inglés que atribuyen esta frase sobre las vacunas COVID-19 y el VIH a Luc Montagnier.

Si se hace una búsqueda inversa de los memes que achacan la cita en inglés al Nobel de Medicina, se observa que sólo aparecen referencias tras la muerte de Montagnier, que falleció el 8 de febrero. Si se acota la búsqueda hasta el 7 de febrero, no aparecen resultados de estos memes.

Si buscamos la frase atribuida a Luc Montagnier en Twitter, encontramos varios mensajes escritos en chino y que referencian un artículo publicado en una web de conspiraciones en mayo de 2021, donde se asegura que el ejército de China habría inoculado el VIH en “todas las vacunas contra la COVID-19”.

Aquí no se atribuye la cita que estamos verificando a Luc Montagnier, sino que se hace eco de una de sus teorías sin fundamento que afirma que el origen del SARS-CoV-2 es una investigación de la vacuna contra el VIH en un laboratorio chino.

Las vacunas contra la COVID-19 no provocan SIDA

La cita que se atribuye a Luc Montagnier sobre el VIH y las terceras dosis contra la COVID-19 se asemeja a otros mensajes que señalaban que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) había reconocido que las vacunas podían provocar SIDA, pero es falso.

Como ya explicamos en Newtral.es, lo que dijo el jefe de Estrategia de Vacunación de EMA, Marco Cavaleri, es que “si tenemos una estrategia en la que damos dosis de refuerzo, digamos cada cuatro meses aproximadamente, la respuesta inmune puede terminar no siendo tan buena como nos gustaría que fuera”.

Esta frase fue sacada de contexto con mensajes que afirmaban que la EMA había admitido que “las dosis de refuerzo de las vacunas causarán una caída importante del sistema inmunológico” o que, incluso, “van a provocar Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)”.

Según el gabinete de comunicación de la EMA, a lo que se refería Cavaleri “es que la administración repetida de dosis de refuerzo podría hacer que la respuesta inmunitaria a la vacuna fuera menor, lo que significa que las vacunas podrían ser menos óptimas”.

Como ya relató a Newtral.es la inmunóloga Matilde Cañelles (CSIC), las vacunas que se están administrando contra la COVID-19 no perjudican al sistema inmune, ya que con las dosis “se inyecta un virus atenuado o un trocito de ARNm que produce una proteína [Spike] que está muy poco tiempo en el cuerpo, apenas unos días. Para ver un agotamiento del sistema inmunológico, te tendrían que estar poniendo una dosis cada tres o cuatro días, no como se está planteando cada año o seis meses”.

Afirmaciones sin pruebas que sí esparció Luc Montagnier

Al margen de que no haya registros de que Luc Montagnier haya vinculado las vacunas contra la COVID-19 al VIH, sí hay multitud de desinformación antivacunas vertida por este ganador del Premio Nobel de Medicina.

En una entrevista que se viralizó en el verano de 2021, Luc Montagnier califica las vacunas contra la COVID-19 como “error científico y médico” y afirma que “las variantes vienen de la vacunación”.

La inmunóloga Matilde Cañelles ya explicó entonces a Newtral.es que “las variantes del virus aparecen especialmente cuando este se está expandiendo sin control, es decir, cuando no se está vacunando contra el SARS-CoV-2”. Asimismo, ya se detectaron variantes del virus meses antes del inicio de la campaña de vacunación en Estados Unidos.

El inmunólogo Pedro Aparicio, catedrático de la Universidad de Murcia, señaló por su parte que “cuando hay una población vacunada, pueden aparecer variantes que intenten evadir la respuesta inmune, algo que ha pasado con la gripe”, aunque no es el caso de las variantes actuales.

Otra frase atribuida sin pruebas a Montagnier: “los vacunados morirán en dos años”

Otra de las frases atribuidas a Luc Montagnier sobre la que no hay pruebas de que realmente la pronunciara, al igual que la referida al VIH y las terceras dosis, es una que dice que “todos los vacunados morirán en dos años”. No existen evidencias de que el Nobel lo afirmara.

Esta afirmación fue compartida con una entrevista en francés a Montagnier publicada por una web el 14 de mayo de 2021, pero en los 11 minutos que dura no dice que las vacunas matarán en dos años ni nada por el estilo.

El verificador estadounidense Politifact, que al igual que Newtral.es forma parte de la IFCN, señala que no hay pruebas de que Montagnier haya dicho esa frase públicamente.

En cualquier caso, al igual que el resto de medicamentos y tratamientos, estas vacunas pueden desencadenar reacciones adversas leves o, con menor frecuencia, otras más graves, pero se ha comprobado rigurosamente que sus beneficios son muchos mayores a cualquier posible efecto secundario y no hay evidencias científicas que avalen los numerosos bulos que circulan sobre las mismas.

Fuente newtral.es

Impactos: 15

Deja una respuesta

Abrir chat
“Para aquellos de ustedes que han tomado la tercera dosis, vayan y háganse la prueba del SIDA. El resultado puede sorprenderles