Mucormicosis: de qué se trata el peligroso ‘hongo negro’ que afecta a pacientes Covid que ya fue detectado en Chile

Médicos están alertando de la presencia de este hongo en personas con la enfermedad, especialmente entre aquellas que tienen diabetes, una condición que ya fue detectada en Uruguay y ahora en nuestro país.

El moho mucor es un hongo habitual que se encuentra en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas en descomposición. Pese a su alta presencia en el ambiente, es muy infrecuente que este ataque a los seres humanos. Pero cuando lo hace -infección conocida como mucormicosis– las consecuencias pueden ser complejas.

Afecta las fosas nasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH / Sida.

El hongo ha estado atacando a muchos pacientes de coronavirus en India, y esta semana ya fue detectado en Uruguay y ayer viernes, fue confirmado el primer caso en Chile, un paciente en el Hospital del Tórax.

El hongo ha sido particularmente agresivo en India. De acuerdo con Atul Gogia, especialista en diabetes de Hospital Sir Ganga Ram de Nueva Dehli, el número de casos por mucormicosis ha aumentado porque las infecciones por Covid-19 van a la alta.

“Ocurre cuando los pacientes tienen niveles altos de azúcar o incontrolables. Vemos al menos un caso de mucormicosis todos los días, pero no es nada inusual “, aseguró el médico en un informe.

Este alarmante aumento de casos de mucormicosis, especialmente en la India, hoy el país más afectado con la pandemia, con una tasa de mortalidad general del 50%, se estima que podría estar provocada por el uso de esteroidesun tratamiento que está salvando vidas en muchos pacientes graves con Covid-19.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones para el Covid-19 y parecen ser efectivos en detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico del cuerpo se acelera para combatir el coronavirus. Sin embargo, los médicos han alertado que también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en sangre, algo que puede ser particularmente grave en pacientes diabéticos con Covid-19, quienes estiman que esta disminución de la inmunidad podría desencadenar estos casos de mucormicosis.

Según un artículo publicado por el sitio web de la BBC, el Dr. Akshay Nair, un cirujano oftalmológico con sede en Mumbai, India, reportó muchos casos de mucormicosis, y en algunos casos, ha debido extirpar el ojo del paciente, una de las primeras zonas que se infecta.

El Dr. Nair, que trabaja en tres hospitales en Mumbai, una de las ciudades más afectadas por la segunda ola de coronavirus que azota a la India, dijo que ya ha visto a unos 40 pacientes que padecen la infección por hongos en abril. Muchos de ellos eran diabéticos que se habían recuperado de Covid-19 en casa. A once de ellos tuvieron que extirparle quirúrgicamente un ojo.

Los médicos dicen que están sorprendidos por la gravedad y la frecuencia de esta infección por hongos durante la segunda ola, en comparación con algunos casos durante la primera ola del año pasado.

Entre los síntomas que padecen estos pacientes, suele estar la congestión y sangrado nasal; hinchazón y dolor en el ojo; párpados caídos; y borrosa y finalmente, pérdida de visión. Incluso se pueden generar manchas negras de piel alrededor de la nariz.

Comúnmente, la mucormicosis se manifiesta en las etapas posteriores a la recuperación, por lo que podría considerarse que forma parte de los síntomas del “long Covid” o “Covid-19 prolongado”.

Pese a las dificultades que genera la infección su prevención resulta bastante sencilla: asegurarse que los pacientes con coronavirus, tanto en el tratamiento como después de la recuperación, se les administre una dosis correcta de esteroides y por un plazo adecuado.

Y si aún así, el paciente contrae esta infección, una inyección intravenosa antifúngica que debe administrarse todos los días durante un máximo de ocho semanas, resulta un fármaco eficaz contra la enfermedad.

Pero los médicos indios dicen que la mayoría de sus pacientes llegan tarde, cuando ya están perdiendo la visión, y la única forma de salvarles la vida es extirpándole quirúrgicamente el ojo para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, dicen los médicos en la India, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

Fuente latercera.com

Imagen bbc.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat