Desarrollo al Chilean Way: “el crecimiento reduce la pobreza, pero no las brechas entre ricos y pobres”

por: Andrea Repetto

Nos han dicho que si Chile crece lo suficientemente rápido, al 2018 seremos un país desarrollado.  Ser desarrollados, usando el criterio de producto per cápita, significa al menos alcanzar al país más pobre (menos rico) de los más ricos. En concreto, debemos ser como Portugal.

Según el FMI, el PIB per cápita de Portugal, corrigiendo por los diferenciales del costo de la vida en el mundo, alcanzó los 21859 dólares el 2009. Por supuesto, como todo promedio, este nivel de ingresos esconde variación. O sea, no todos los portugueses cuentan con los mismos recursos: unos tienen más, otros menos.

El gráfico a continuación muestra el ingreso promedio per cápita en los distintos hogares de ese país. Así, el 20% más pobre tiene un PIB per cápita de 6711, mientras que el 20% más rico vive con un promedio de 44177 dólares.

Ingreso Per Cápita Anual por Quintil de Ingresos en Portugal, 2009

(Dólares de Paridad del Poder de Compra) 

Cuando los países crecen, su distribución del ingreso no cambia. Al menos no, si el crecimiento no se complementa con políticas agresivas que favorezcan la redistribución. En otras palabras, el crecimiento reduce la pobreza, pero no las brechas entre ricos y pobres.

De este modo, cuando Chile sea rico el 2018, tendrá un ingreso per cápita como el de Portugal, pero no necesariamente distribuirá esos recursos como se hace en Europa. El gráfico que sigue muestra el desarrollo al “Chilean way”: con el nivel de ingreso per cápita de Portugal, pero nuestra distribución.

 Ingreso Per Cápita por Quintil de Ingresos:

 Chile y Portugal con Igual Nivel de Desarrollo

(Dólares de Paridad del Poder de Compra)

En el “Chilean way” el 20% más pobre vive con sólo 3935 dólares per cápita, mientras que el 20 por ciento más rico tiene ingresos medios sobre los 60 mil. Se trata de dos países idénticos en las medidas habituales de desarrollo, pero con diferencias sustanciales en los estándares de vida de sus ciudadanos.

El gráfico a continuación muestra qué significaría para la ciudadanía chilena llegar al desarrollo el 2018 sin hacer nada por su distribución del ingreso. Mientras los más pobres serían algo más pobres que los ciudadanos de Congo hoy, el segundo quintil viviría en un símil de la Colombia actual, y el tercero cerca de Malasia.

Recién el cuarto quintil viviría como se vive en Portugal. El quintil más rico sería el tercer país más rico del mundo, por debajo de Qatar y Luxemburgo, y con unos ocho mil dólares per cápita por sobre Noruega, el tercer país más adinerado del mundo hoy.

Estándar de Vida Comparativo de los chilenos en el 2018

(Dólares de Paridad del Poder de Compra)

Es importante crecer. Qué duda cabe. Pero más importante es hacerse cargo de una vez de estas disparidades tan extremas. Una revolución verdadera en educación, sin más segregación de los niños según origen y barrio.

Un mercado laboral que no discrimine por colegio ni pinta. Oportunidades de empleo que no dependan del pituto ni el círculo social. Ciudades integradas. Si no avanzamos seriamente en estos temas, un PIB per cápita alto no nos garantizará ser auténticamente desarrollados.

http://elpost.cl/content/desarrollo-al-chilean-way

Impactos: 0

Deja una respuesta