«Quiero a Argentina en el eje de Brasil, Chile, Perú… distante de Venezuela»

Francisco de Narváez, diputado por la provincia de Buenos Aires, habla en una entrevista para ABC en Madrid
POR CARMEN MUÑOZ | MADRID
Sábado , 01-05-10
Francisco de Narváez (Bogotá, 1953) considera que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tiene «una condición muy sesgada de lo que debe ser el rol del Estado» y ello «ha generado un clima de negocios adverso».
El empresario multimillonario y disidente del peronismo, que derrotó al ex presidente Kirchner en las legislativas de junio de 2009, ha viajado a España para transmitir a distintos sectores el mensaje de «una Argentina normal, previsible, en la que los empresarios sean emprendedores y no rehenes».
-¿Cuál es su plan para levantar Argentina?
-El sentido común, normalidad. Un foco en la producción y en la generación de trabajo. No tener sorpresas, ser previsibles y no buscar soluciones mágicas. Hemos tenido experiencias duras de pensar en fantasías macroeconómicas.
-En su página web califica al gobierno como «autocrático e intolerante». ¿Cree que tomó nota del fracaso del oficialismo en las últimas parlamentarias?
-No, el oficialismo tiene una actitud muy cerrada, no dispuesta al diálogo y esto le hace mal al país. Tengo una vocación de construcción distinta en términos de consenso.
-Como propietario de medios de comunicación ¿le parece que sufren el acoso del Ejecutivo?
-Los medios son centrales para la construcción de un país y una cultura nacional. Pero no deben ser usados como herramienta política, sino como una capacidad de informar con total independencia.
-¿Considera verídicas las denuncias de enriquecimiento ilícito de los Kirchner? Varios secretarios privados de la Presidencia están bajo investigación…
-Está en manos de la Justicia.
-La presidenta acaba de asistir a una cumbre del ALBA en Caracas. ¿Qué le aportan a su país esas «amistades peligrosas», según apuntan algunos analistas?
-Yo quiero a Argentina en el eje de Brasil, Uruguay, Chile, Perú, distante de Venezuela.
-¿Qué le pareció el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el conflicto de las papeleras entre Argentina y Uruguay, favorable al último?
-Los fallos judiciales deben respetarse. Espero que pronto Argentina vuelva a construir el vínculo histórico con Uruguay y sea desbloqueado el puente internacional.
-¿Y el último fallo de la Corte Suprema, que declaró inconstitucional el indulto concedido por el ex presidente Menem al dictador Videla por su participación en el golpe de 1976?
-He estado y estoy de acuerdo en que los crímenes de lesa humanidad no tengan prescripción.
-Durante la campaña electoral se declaró partidario de nacionalizar empresas como YPF, Edesur (filial de Endesa) o Metrogas (participada por Repsol).
-Reitero que no hay una fórmula única, que los servicios públicos deben ser dirigidos a tener calidad y un precio accesible a todos los ciudadanos. Las empresas pueden ser privadas, públicas o mixtas. No pueden ser ineficientes. De ninguna manera vamos a privatizar, los contratos se van a cumplir con total rigurosidad. Lo que no vamos a hacer es que el gobierno elija a los socios presentes o futuros de las empresas españolas en Argentina, es una decisión exclusiva de los accionistas.
-¿Argentina está en la recta final del kirchnerismo o el ex presidente puede considerar su candidatura para 2011?
-Todo político tiene derecho a competir. Pero la sociedad argentina está decidida a encontrar una forma distinta de gobierno, que no es la que expresa el kirchnerismo. Prueba de ello fue el resultado electoral del año pasado.
-Empresario de éxito, más de 2,5 millones de votos en las legislativas ¿Entre sus próximos objetivos está llegar a la Casa Rosada (sede del Ejecutivo)?
-No lo descarto, pero seguramente ser parte de una construcción política que lleve a la Casa Rosada es la mejor opción, en términos de volverle a dar previsibilidad y futuro a los argentinos.
-¿Cree que Néstor Kirchner toma decisiones clave en el Gobierno argentino?
-Gobiernan los Kirchner. Que cada uno saque su conclusión.
-¿Unión-Pro, la alianza de peronistas disidentes con la que concurrió a las legislativas, podría repetirse en las presidenciales?
-No descartamos que en el futuro tengamos una nueva construcción electoral. El vínculo con Mauricio Macri (jefe de gobierno de Buenos Aires) está intacto desde el respeto.

Impactos: 0

Deja una respuesta