Morales nacionaliza el 80% de la producción eléctrica de Bolivia

Condiciendo con el Primero de Mayo, el presidente de Bolivia, Evo Morales, nacionalizó cuatro empresas eléctricas, dos de capital británico, una francesa y una boliviana, que ofreció como regalo a los trabajadores. La costumbre no es nueva. En años anteriores decretó la estatalización de los hidrocarburos, las telecomunicaciones, una fundición minera y la distribución de combustible aéreo.
 
El gobernante indígena afirmó estar «cumpliendo la Constitución que dice que los servicios básicos no pueden ser negocio privado, por eso estamos nacionalizando las empresas eléctricas». Agregó que ahora el 80 % de la producción energética está en manos de la Ende (la empresa estatal de electricidad). El sector estaba privatizado desde 1996.
 
Entre la noche del viernes y la madrugada del sábado, el Ejército tomó el control de las instalaciones de tres generadoras de energía: Corani, al 50 % con Ecoenergy International, subsidiaria de la francesa GDF Suez; Guaracachi, asociada con la británica Rurelec PLC, y Valle Hermoso, donde la mitad de las acciones pertenecen a The Bolivian Generating Group de la empresa Panamerican de Bolivia. La cuarta es la cooperativa Luz y Fuerza de Cochabamba (Elfec).
 
Morales, que prometió compensar a los inversores por este proceso, tiene proyectado conseguir, en un futuro cercano, la nacionalización de la totalidad de la capacidad eléctrica del país andino.
 
 

Impactos: 0

Deja una respuesta