Seis de cada diez hogares chilenos tienen algun tipo de deuda

Lanacion.cl

Ayer el Banco Central de Chile dio a conocer el Informe de Estabilidad  Financiera (IEF) correspondiente al primer semestre de 2008. En esta  cuenta, el ente rector informó que el 61% de hogares chilenos tienen  algún tipo de deuda. Eso sí, el sondeo destaca que es la clase media
la que muestra un mayor nivel de endeudamiento, puesto que un 67% de  ese estrato reconoció mantener compromisos comerciales pendientes.

El IEF fue presentado por el titular del ente rector, José de  Gregorio, en compañía del gerente de división política financiera,  Kevin Cowany, y en él se señala que entre noviembre de 2007 y enero de  2008 un 57% de los cuatro mil 21 hogares consultados en todo el país  mantenía deudas de consumo, mientras que un 46% de éstos tienen  obligaciones vigentes con casas comerciales. Además, un 15% de los  consultados mantiene deudas hipotecarias.

También indica que la deuda de los hogares continúa mostrando caídas  de su tasa de crecimiento, en donde el crédito bancario de consumo es  el principal componente detrás de este comportamiento.

Agrega que las menores tasas de expansión reflejan tanto un escenario  macroeconómico menos favorable, como el hecho de que, en los segmentos  más tradicionales, existe menor espacio para crecer.

Pese a que el nivel de deuda de los chilenos ha decaído respecto al  año anterior, lo que perjudica a los hogares es que el aumento de los  salarios no ha ido acorde con el nivel de obligaciones que aún persiste.

Escenario riesgoso

Como contexto, el Banco Central observa como riesgo una caída en la  capacidad de ofrecer crédito por parte de los intermediarios  financieros internacionales. Esto debido a la debilidad que provocó la  crisis subprime que afectó a varias entidades financieras.

Además, aún está presente el riesgo importante de desaceleración en el  crecimiento mundial y la posibilidad de que la alta probabilidad de  inflación lleve a incrementos importantes en las tasas de interés  -hecho que ya afecta a Chile- que impacten el costo de financiamiento  externo y pongan de manifiesto mayores riesgos de una contracción  crediticia.

Asimismo, señala que en un escenario de mayores turbulencias  financieras, se destaca que tanto bancos como empresas han aumentado  el endeudamiento con el exterior, lo que muestra que el acceso al  financiamiento externo no se ha cerrado.

El informe afirma que tanto el acceso al financiamiento externo como  los indicadores de riesgo financiero de las empresas chilenas no  muestran signos de deterioro significativo, aunque una parte  importante ha debido ajustarse ante los mayores precios de la energía.

Impactos: 0

Deja una respuesta