Organismo advierte que hay más de 10 millones de niños desnutridos producto de la crisis

latercera.cl
Organismo advierte que hay más de 10 millones de niños desnutridos producto de la crisis
El grupo británico Save the Children señaló que los jefes de Estado y gobernantes del G-20 deben resolver el problema de la creciente pobreza mundial “lo antes posible”.
por Ansa | 29/03/2009 – 14:01
La crisis económica internacional provocó desnutrición a más de 10 millones de niños, debido al aumento global en los precios de los alimentos, y puede causar la muerte de hasta 400.000 de ellos para fin de año, sostuvo hoy en un informe el grupo británico Save the Children.
El organismo no gubernamental con sede en Londres advirtió a los jefes de Estado y gobernantes del G20, que se reúnen el 2 de abril en una cumbre mundial en la capital británica, que deben resolver el problema de la creciente pobreza mundial “lo antes posible”.
Save the Cildren indicó que al menos 400.000 niños pueden morir para fin de año, como resultado del colapso financiero internacional.
Según el grupo, millones de infantes están en peligro de hambruna debido al impacto de la recesión mundial, especialmente en los países en desarrollo, combinado con el continuo aumento en los precios de alimentos.
“Cerca de 3,5 millones de niños mueren al año por malnutrición. La crisis económica internacional podría matar a otros 2,8 millones antes de 2015, el año en que los líderes del G20 habían prometido erradicar la pobreza extrema y la hambruna en el mundo”, subrayó la ONG.
Por su parte, Adrian Lovett, director de campañas de Save the Children, declaró que las fallas en el sistema bancario “fueron exportadas al resto del mundo, pero el mayor impacto fue para los niños de los países pobres”.
“Más malnutrición significa más muertes innecesarias de niños y más niños creciendo con cerebros y cuerpos dañados. El impacto de los precios de alimentos ha echado por tierra el progreso que se había logrado en la lucha contra la malnutrición, y la crisis financiera hará que muchos más niños sufran de hambruna”, agregó.
Según Lovett, los líderes de los países más ricos “debe mirar más allá de sus narices y entender que la crisis que ellos ayudaron a crear no sólo dañarán bienes en sus naciones, sino también destruirá vidas en el resto del mundo”.
Para Save the Children, el plan de recuperación económico global “no funcionará” si no se resuelven las necesidades y carencias de los países más necesitados.
En su informe, el grupo indicó que por cada 5% en la reducción del índice de mortalidad de cada país, esto lleva al 1% en el incremento del PIB de esa nación.
“Salvar la vida de un niño debería ser el fin y no los medios”, declaró Lovett. “Pero hay una justificación poderosa e impulsada por la recesión a la hora de destinar dinero a los niños pobres y hambrientos”, continuó.
Si los líderes del G20 dan prioridad a las vidas de los niños en sus decisiones durante la cumbre de Londres “estarán tomando las medidas correctas, y haciéndose ellos mismos un favor”, agregó.

Impactos: 0

Deja una respuesta