Minsal detectará con examen maltrato infantil

Por Carlos González / La Nación

Entre 1994 y 2006 bajó la violencia física grave y el maltrato en los sectores más pobres, pero aumentaron las agresiones sicológicas. Por ello, el Gobierno comenzará a implementar una serie de políticas, entre ellas este examen preventivo en los colegios.
Las cifras son claras: en 2006, un 75% de los menores encuestados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) admitió ser víctima de algún tipo de violencia. La cifra es levemente menor a la que declararon en un primer sondeo en 1994, pero no por ello menos preocupante para el organismo internacional y el Ministerio de Salud (Minsal).
Ambos organismos dieron a conocer ayer un estudio comparativo de las encuestas realizadas en 1994, 2000 y 2006, y anunciaron que están desplegando estrategias conjuntas para frenar este flagelo.
La subsecretaria del ramo, Jeanette Vega, anunció en la sede de la entidad internacional que ya presentó una propuesta al Ministerio de Educación para detectar y tratar tempranamente este tipo de casos, proceso que será acompañado de educación sexual para prevenir el embarazo juvenil. Ello, al margen de los programas preventivos que imparte el Mineduc en otros grupos etáreos.
“Queremos hacer un examen de medicina preventiva en todos los niños entre séptimo y primero medio, el que va a ser utilizado para generar estrategias de consejería, diagnóstico y de screnning de casos posibles de maltrato”, indicó Vega.
La idea es analizar la salud mental y física de estos niños y lograr influir en sus conductas sociales y sexuales futuras, de modo que no repliquen actitudes violentas de las cuales pudieron ser víctimas.
Lo anterior se enmarca dentro de un programa de promoción del buen trato, prevención, detección, y tratamiento del maltrato infantil, proyectado al 2010, del Minsal, iniciativa que se suma a la futura inclusión de este tipo de violencia como una nueva patología del plan AUGE antes del bicentenario.
Según los estudios, la violencia afecta por igual a todos los niveles socioeconómicos, pero existen matices y buenas noticias. El maltrato físico grave disminuyó de un 39 a un 29% en los estratos bajos, entre 1994 y 2006, aunque sigue siendo más alto que en los grupos medios y altos, los que experimentaron una baja en 2000, pero luego un alza en la última medición, que llegó a un 25% a nivel medio (ver infografía).
“En el único sector en que ha bajado el maltrato grave, es en los sectores de mayor nivel de pobreza. Eso nos permitiría de alguna manera hacer pensar que las políticas que se han implementado, sobre todo el Chile Solidario y el Programa Puente, en el cual hemos estado trabajando como Unicef, han tenido un impacto en términos de entregar herramientas para disminuir los niveles de maltrato”, explicó la experta del organismo dependiente de la ONU, Soledad Larraín.
Si bien la violencia es transversal, la sicológica golpea a niños de los grupos acomodados, en los cuales el Estado no puede penetrar con sus políticas sociales. Sin embargo, Egidio Crotti, representante de la Unicef para Chile, señaló que se están desarrollando acciones para atender a estos sectores en las comunas más ricas. “Hemos empezado un trabajo con los municipios de Ñuñoa, Providencia y Las Condes sobre el tema de prevención del maltrato infantil y también tenemos un convenio con las Clínica Las Condes, que ha introducido este tema en su trabajo cotidiano”, señaló.

Impactos: 0

Deja una respuesta