“Maras están aquí”

* Jurista de origen salvadoreño no descarta que ya han “enseñado sus técnicas delincuenciales” a pandilleros locales * Antisociales extranjeros seguramente consideran al país un territorio virgen con excelentes oportunidades para ellos, por la pobreza * “Me temo que Nicaragua no está preparada para enfrentar la incidencia de estos grupos violentos y peligrosos”, lamentó

Carlos Larios

END – 21:53 – 19/04/2010

Las peligrosas maras Salvatrucha y M18 están en Nicaragua, y el Estado nicaragüense no está preparado para afrontar la violencia que generan sus miembros, consideró el magistrado presidente de la Corte Centroamericana de Justicia (CCAJ), Alejandro Gómez Vides, de origen salvadoreño.
“Las maras ya están operando en Nicaragua y están asentadas, definitivamente, por eso decía yo hace unos minutos que no hay vacuna contra las maras, entonces aquí puede empezar ya una labor de penetración, imagínese usted que la materia prima ahí está, pues, sólo hay que llegarla a recoger”, aseguró Gómez, en la realización del Foro Violencia Juvenil en el Área Centroamericana, “Un Desafío para la Integración”.
El magistrado no descarta que los mareros que han llegado a nuestro país ya han enseñado sus técnicas delincuenciales a los pandilleros, y han observado en Nicaragua un territorio “virgen” donde las condiciones están dadas para operar debido a la pobreza existente.
“Me temo que Nicaragua no está preparada para enfrentar la incidencia de grupos violentos y peligrosos como las maras, como no lo están tampoco el resto de (países de) Centroamérica, porque primero no lo previeron, nunca se imaginó, por ejemplo, el gobierno de cualquiera de nuestros países que iban a existir miles de jóvenes integrados en una pandillas, no estábamos preparados”, aseveró Gómez.

Una amenaza latente

Según la comisionada mayor Erlinda Castillo, jefa de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía, los actos violentos ejecutados por jóvenes han disminuido el año pasado en relación con el 2008, y reconoció que los mareros de los países vecinos están procurando formar bases en nuestro país.
“Vimos el año pasado el intento que hicieron y las capturas y las deportaciones que se hicieron, y nosotros no negamos que en nuestro país no existan jóvenes que han estado integrados en maras y pandillas, sin embargo, hay un seguimiento no sólo de la Dirección de Asuntos Juveniles, sino también de las especialidades de inteligencia y de la comunidad misma”, afirmó Castillo.
Para el magistrado, la violencia juvenil en la región centroamericana ha aumentado, sobre todo en los países con mayor incidencia de mareros. Indicó que debe haber un ente que coordine a lo interno de nuestro país las instituciones estatales y de la sociedad para combatir la violencia juvenil, al igual que debe existir otro que lo haga a nivel regional. Castillo coincidió con el planteamiento, y señaló que todos los sectores de Nicaragua deben seguirse preparando para combatir la influencia de grupos juveniles peligrosos.

http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/72646

Impactos: 0

Deja una respuesta