Lamenta ONU fallo judicial colombiano

09 de enero de 2010   08 de enero de 2010, 22:24Bogotá, 8 ene (PL)

El representante de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Colombia, Christian Salazar, lamentó hoy la decisión de la justicia colombiana con relación a la puesta en libertad de 17 militares involucrados en ejecuciones extrajudiciales.
Salazar expresó su temor por las implicaciones que pueda tener el fallo en los demás casos que se investigan en el país por “falsos positivos”, como se conocen en Colombia eufemísticamente dichos crímenes.
“Estoy muy preocupado por el posible impacto de la puesta en libertad en los demás casos, la Fiscalía General está investigando más de mil 200 casos de ejecuciones extrajudiciales y una decisión así puede ocasionar un mayor miedo en testigos, desconfianza en las víctimas, sufrimiento de las madres”, apuntó.
Según el funcionario de la ONU, la liberación de los sindicados por vencimiento de términos en el proceso judicial en sí no se debe investigar, sino ahondar en torno a si existen en los casos maniobras dilatorias.
Para nosotros que hemos observado muy de cerca estos casos, hemos detectado el año pasado, presiones, amenazas y ataques contra testigos y operadores de justicia vinculados con procesos de ejecuciones extrajudiciales, señaló.
De alguna manera -agregó- la puesta en libertad de estos militares completa ese panorama, lo cual nos provoca esa preocupación sobre el curso correcto de las investigaciones por ejecuciones extrajudiciales, acotó.
En opinión del representante la justicia colombiana debería considerar la complejidad y gravedad de esos casos y otorgar plazos responsables en los procesos.
La justicia colombiana liberó la víspera a 17 militares involucrados en la desaparición y posterior asesinato de tres jóvenes en 2008, que fueron reportados por los uniformados como muertos en combate.
La decisión fue adoptada por el juez que lleva el caso, tras alegar vencimiento del plazo de prisión preventiva sin que se diera ningún juicio en contra de los militares, en consonancia con una petición de la defensa.
El funcionario dijo durante la audiencia, que si bien los abogados de los tres suboficiales y 14 soldados profesionales, que estuvieron adscritos al Batallón Boyacá del Ejército, utilizaron maniobras dilatorias durante el proceso, pasaron 99 días desde que la Fiscalía radicó la acusación.
Ese falló desató una fuerte avalancha de críticas dentro y fuera del país, que para muchos es visto como un “espectáculo de impunidad”, al tiempo que los militares en cuestión seguirán prestando servicio en el ejército.

Impactos: 0

Deja una respuesta