Chofer de Bin Laden se declara no culpable al inicio de juicio en Guantánamo

21 de julio (Washington/ AFP) — El ex chofer de Osama bin Laden, Salim Hamdan, se declaró no culpable este lunes al comienzo del primer juicio ante un tribunal militar de excepción que tiene lugar en el centro de detención de la base naval estadounidense de Guantánamo.

“El juicio comenzó y él se declaró no culpable”, dijo a la AFP Cynthia Smith, una portavoz del Departamento de Defensa estadounidense.

Se elimina así cualquier posibilidad de un acuerdo entre la acusación y la defensa, que habría supendido la realización de este primer proceso ante una comisión militar desde la Segunda Guerra Mundial.

Hamdan, un yemenita de unos 40 años, está acusado de “complot” y “apoyo material al terrorismo”, y es sospechoso de haber recibido entrenamiento en un campo de Al Qaida en Afganistán y de haber distribuido armas en ese país.

Hamdan es el primer “combatiente enemigo” de la “guerra contra el terrorismo” desde que Estados Unidos inaugurara a fines de 2001 su centro de detención en Guantánamo.

El proceso de Hamdan, que se extenderá por unas dos semanas, es el primero también que se realiza según los procedimientos de excepción establecidos por la administración de George W. Bush para juzgar “crímenes de guerra”, tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 que dejaron más de 3.000 muertos en Washington y Nueva York.

 Aunque invalidados por la Corte Suprema en 2006 –en base a un recurso interpuesto por la defensa de Hamdan–, los tribunales fueron pocos meses después restablecidos por el Congreso y desde entonces sometidos a una serie de batallas jurídicas que derivaron en varias postergaciones del juicio.

El secretario de Justica estadounidense, Michael Mukasey, pidió este lunes al Congreso que legisle sobre las modalidades de aplicación de la decisión de la Suprema Corte que autorizó a los presos de Guantánamo a impugnar su detención frente a la justicia civil.

“Los jueces juegan un rol importante para determinar si una decisión política se ajusta a nuestras leyes y a nuestra Constitución, pero son nuestros legisladores quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones políticas en un primer momento”, dijo Mukasey durante un largo discurso en Washington sobre la decisión tomada por la Corte

Suprema el 13 de junio, más de 6 años después de la apertura del centro de detención.

“Pido expresamente al Congreso que legisle para asegurarse que los procedimientos permitidos por la Corte Suprema sean llevados a cabo de manera rápida y responsable”, agregó Mukasey.

Tras seis años de total aislamiento en la base de Guantánamo, Hamdan puede ser condenado a cadena perpetua.

Capturado por el Ejército afgano en noviembre de 2001 para luego ser entregado a las fuerzas estadounidenses, transportaba en el momento de su detención dos misiles tierra-aire en el baúl de su automóvil, según el acta de la acusación.

Cinco años después de ser inculpado por el gobierno de Bush, el juez federal James Robertson decidió el jueves que el proceso comenzara este lunes según lo previsto ante un tribunal de excepción en la base de Guantánamo.

El abogado de la defensa, Neal Katyal, había presentado una solicitud para postergar el proceso, al considerar “injusto” y “deshonesto” que su cliente sea sometido a una comisión militar, que deberá juzgar la validez de los cargos levantados en base a supuestas declaraciones de Hamdan al parecer obtenidas mediante métodos irregulares o ilegales de interrogatorio.

Katyal alega que las “pruebas” que pesan contra su cliente fueron obtenidas bajo apremios como la privación de sueño, el aislamiento total, o incluso torturas como la de ser despertado por sus guardias a cada hora durante 50 días consecutivos en el año 2003.

“El interés público exige que se detengan las comisiones militares”, estimó la defensa, según la cual si bien trabajó como chofer de Bin Laden, el acusado no estuvo implicado en ningún proyecto terrorista.

Impactos: 0

Deja una respuesta