Para los niños trabajadores no hay 1 de Mayo

Por Martin Hacthoun
Nueva Delhi, 1 may (PL) Para millones de niños en la India, como en Paquistán y el resto de Asia del Sur, atrapados y desgastados en faenas de agobiante trabajo infantil, el 1 de mayo no tiene significado alguno. Según la UNICEF, hay un estimado de 246 millones de niños pobres que trabajan tan sólo para obtener casi el sustento o el de sus familias, y aproximadamente tres cuartas partes de ellos laboran en sitios de alto riesgo como minas y manipulan pesticidas o maquinarias peligrosas.
Un gran número de niñas son vulnerables a ser empujadas a la explotación sexual.
De acuerdo con un estudio del académico Mitesh V. Badiwala, tan sólo en la India de 60 millones a 115 millones de niños se ven obligados a trabajar, el mayor numero en todo el mundo.
“La complejidad del trabajo infantil es un problema de desarrollo social; la noción de que los niños son explotados mientras no pueden recibir una educación crucial para su progreso preocupa a muchos en el país”, advirtió el especialista.
El trabajo infantil es una fuente esencial de ingresos para las familias pobres, ya sea un empleo como asalariado, ayudando en los negocios o en tareas familiares para liberar a los adultos para buscar vida en otros sitios, según el estudio citado por Badiwala.
En algunos casos, el aporte de los niños representa del 34 al 37 por ciento de las entradas familiares.
Esta situación en la India se da por igual en países del área como Paquistán, donde también millones de niños gastan su infancia en disímiles empleos, y en menor cifra por el tamaño de las poblaciones sucede lo mismo en Bangladesh, Nepal, Bhután y Sri Lanka.
“Este día y su historia pasan totalmente desapercibidos para estos menores, quienes lo único que conocen es tratar de conseguir dinero, que tienen que ganar para alimentar a sus familias”, comenta en un reportaje sobre este problema el canal de televisión Geo News.
Con sus pequeñas manos, ropas raídas y ojos brillosos, esos niños están ocupados, ganándose el sustento, ignorantes de sus derechos que aparecen en la Constitución, así como en la religión del país, describe Geo News.
El reportaje menciona a un niño de seis años, Abdullah, ocupado lavando carros en el mercado de Aabpara, y dijo al reportero que no escogió ese trabajo por voluntad propia, sino que las circunstancias de pobreza lo obligaron.
Otros son empujados por sus propios familiares a pedir limosnas en las calles, y exponen sus vidas entre vehículos para clamar por una moneda en calles y avenidas donde a menudo encuentran la muerte.
Pese a la presencia de muchas leyes que prohíben el trabajo infantil, este es un problema mayor que necesita ser combatido enérgica e inmediatamente, reclama Geo News.
“Mientras casi todo el mundo está de acuerdo que el trabajo infantil no puede ser pasado por alto, el asunto es complejo. El ciclo de pobreza y sus implicaciones deben ser afrontados de forma adecuada, para que las familias encuentren otros medios de supervivencia”, recalca.

Impactos: 0

Deja una respuesta