Cuando el éxito es lento, ¿Qué puedes hacer?

¿Puede acelerarse el éxito?  ¿Hay algún antídoto para poder lograr más rápido lo que queremos?

Antes que nada debes estar consciente que…

Cuando admiramos los logros de otros, o incluso los nuestros, en la mayoría de casos nos enfocamos  en el resultado final y no tanto en el esfuerzo (y tiempo) que requirió llegar hasta ese punto. El hacer esto puede ser perjudicial para futuros proyectos en los que querremos ver el resultado final de manera inmediata.

Que la verdad sea dicha, el éxito no es algo instantáneo sino es el resultado de pequeños eventos y pequeños logros. Dicho de esa manera podría parecer toda una eternidad, esos pequeños logros en realidad son quienes miden tu coraje, tu fuerza, tu integridad y tu deseo de continuar.

Debes tener pensamientos positivos constantemente, si te enfocas en las cosas que no están funcionando ¿adivina que sucederá? ¡¡Seguirán saliendo mal!! Quizás los pensamientos que tengas sean como: “No soy tan bueno como creo”, “Algo debe andar mal conmigo” o “Ando con la nube negra sobre mi”. Lo que mentalmente sucede es que estos pensamientos echan raíces en tu sub-consiente y lo transforma en acciones.

Tu no atraes lo que piensas sino lo que sientes, y normalmente esos pensamientos negativos van acompañados con fuertes sentimientos de frustración.

La clave está en enfocarte en lo que SI está funcionando. Para poder lograrlo te recomiendo que hagas dos cosas muy sencillas: Llevar un diario y Meditar.

Llevar un diario es una excelente manera de prestar atención en las cosas positivas que continuamente te suceden. Esto te mantendrá renovando la visión que tienes de ti mismo.

Inicia cada día reflexionando en cosas en las que seas excelente y anótalas, al finalizar el día anota las cosas buenas que te sucedieron y anótalas (sin importar si fueron pequeñas o grandes).

El meditar puede ser una herramienta poderosa cuando necesitas encontrar soluciones a los problemas. La magia de la meditación es que te permite alcanzar un estado de paz y gozo, lo cual es esencial para acomodar mejor tus pensamientos y alcanzar los resultados que deseas (Si no sabes cómo meditar existen muchos libros y otros materiales disponibles para que tú puedas practicar. Es más fácil de lo que crees)

Digamos que estás haciendo TODO esto, pero aun así no estás feliz con los resultados…

Te pregunto, ¿Estas realmente tomando ACCION?

Quizás solamente estés dando la misma acción que siempre, o sea solo lo suficiente. Pero si solamente están dando lo que siempre has dado, solo vas a obtener lo que siempre has obtenido. Esto no es nada de magia, es solo de cambiar la formula, solo de hacer un poco más. 2+3 siempre será 5, pero si cambias algo, -aun por pequeño que sea- veras que el resultado será distinto. Lo mejor de todo es que muchas veces no necesitas cambiar todo sino solo algo pequeño. ¿Qué tal si a la formula le cambiamos algo, que tal si ahora ya no es 2+3 sino 2×3? -Es lo mismo con la vida debes adquirir nuevos maneras de actuar. Mira que puedes cambiar en tu formula.

Por último, quiero recordarte de ser paciente.

La paciencia es una virtud. Se paciente y constante ya que no sabes si hoy te encuentras a un día de lograr lo que has deseado, y si no es así quizás sea mañana. No tires la toalla. Los que se rinden nunca triunfan y los que triunfan son aquellos que no se rindieron.

Recuerda de ser agradecido, hacer todo con excelencia y enfocarte en lo que SI está funcionando y no dejes de meter ACCION.

Por Juan Victorio

http://equipovictoriosos.over-blog.es/article-33456371.html

Impactos: 0

Deja una respuesta