Con personal de salud partió vacunación contra el AH1N1

Por Ricardo Bustos / La Nación

El aumento del rango de personas por inmunizar en la zona de catástrofe y el énfasis en la cobertura nacional, obligó a elevar a cuatro millones las dosis presupuestadas. La ofensiva significará un costo de 22,5 millones de dólares.

En todo el país partió ayer la vacunación contra el virus AH1N1, que provoca la influenza humana, una enfermedad que el año pasado registró casi 370 mil casos en Chile, 135 con resultado de muerte, un número bastante más bajo de lo esperado cuando surgió la pandemia a principios de 2009.

Con la inoculación del personal de salud, incluyendo a los voluntarios que están apoyando las labores de asistencia en la zona más afectada por el terremoto, comenzó la primera etapa del programa, que se inserta en la campaña de enfermedades respiratorias de invierno.

El 29 de este mes, una vez que ya estén inmunizados los trabajadores de la salud, se iniciará la aplicación en embarazadas que tengan más de 13 semanas de gestación (antes es peligroso) y para bebés de entre seis y 23 meses de edad.

Adultos mayores

En la segunda etapa, que se extenderá entre el 12 y el 30 de abril, serán beneficiados los adultos mayores de 65 años y los enfermos crónicos, entre los que se cuentan los enfermos que pueden agravarse por el AH1N1 (diabéticos, asmáticos, etc.); los que reciben tratamientos que los debilitan (quimioterapia, corticoides y otros) y quienes tienen su sistema inmune bajo por alguna patología (como VIH o cuadros congénitos).

En la regiones declaradas en catástrofe, O’Higgins, Maule, Biobío y La Araucanía, para no aumentar la presión sobre los centros de salud, se ampliará la vacunación a unos 350 mil niños de entre dos y 14 años, el grupo que más se contagia de influenza humana, aunque de modo leve, y por ello produce una gran carga de consultas médicas y actúa como transmisor del virus a su entorno.

La medida se aplicará en la zona más golpeada por el terremoto a través de vacunatorios móviles, visitas a colegios, campamentos y albergues, indicó Liliana Jadue, subsecretaria de Salud Pública.

El aumento del rango de personas por vacunar en la zona de catástrofe y el énfasis en la cobertura nacional, determinó duplicar las dosis presupuestadas para este año, que originalmente iban a ser dos millones, hasta llegar a cuatro millones, que tendrán un costo de 22,5 millones de dólares.

Contagio menos masivo

La subsecretaria indicó que se espera que el contagio sea menos masivo este año, en parte porque las 368.129 personas que se contagiaron el año pasado quedaron inmunizadas y porque el programa de inoculación permitirá controlar la difusión del patógeno en los segmentos de población en que puede causar más daño.

En lo que va de 2010 “se han notificado 99 casos, compatibles con enfermedades tipo influenza y de éstos sólo 13 que son AH1N1, todos de la Región Metropolitana y que presentan como antecedente el haber viajado a países en los cuales hay todavía alguna circulación del virus”, señaló la subsecretaria.

En Chile y la mayor parte del mundo, afirmó Jadue, el virus no ha sido muy agresivo, en términos de generar cuadros graves, y que actualmente su presencia es limitada, excepto en el sudeste asiático.

Jadue enfatizó que el AH1N1 es la principal gripe estacional del año en el país, por lo que se justifica plenamente centrar el esfuerzo en contener ese tipo de influenza.

Sobre las críticas que circulan en internet, en cuanto a que la vacuna podría causar efectos secundarios graves, la subsecretaria aseveró que “nosotros optamos por usar una vacuna de fabricación tradicional, sin productos nuevos, sin ningún cambio con respecto a la vacuna que se usó en Europa”.

Jadue enfatizó que “en Europa se colocaron más de 100 millones de dosis y no hay reportes, en estos momentos, de efectos adversos y no hay información de que la vacuna produzca daño” y agregó que el mismo compuesto se utilizó en Estados Unidos, donde tampoco se han reportado problemas serios.
Antivirales

La subsecretaria puntualizó que quienes se contagien de influenza humana deben estar tranquilos, debido a que “contamos con las dosis suficientes de antivirales para las personas que lo necesiten según indicación clínica. Se está completando, probablemente va a estar lista hoy día (ayer) la guía clínica del uso de antivirales. Todos los servicios van a ser absolutamente instruidos en el uso del medicamento y en el sistema público el medicamento va a ser distribuido de manera gratuita, igual que el año pasado”.

Agregó que “este año tenemos un stock de aproximadamente 380 mil dosis de antivirales y pensamos que van a ser suficiente para enfrentar la emergencia”.

Más información en la web del Ministerio de Salud
http://www.lanacion.cl/con-personal-de-salud-partio-vacunacion-contra-el-ah1n1/noticias/2010-03-23/001630.html

Impactos: 0

Deja una respuesta