Seremos librados de nuestras tribulaciones

Por J.M Victorio

En el capítulo 38 de Alma podemos encontrar muchos principios importantes que se le enseñaron Shiblón, en el vers.5 se nos enseña que seremos librados de nuestras tribulaciones y dificultades de acuerdo a la proporción de confianza que  tengamos en el Señor. –Eso me lleva a pensar dos cosas, que son:

1). ¿Que tribulaciones tenemos actualmente?

2).¿Cómo demuestro mi confianza en el Señor?

Quizás son muy diferentes nuestros problemas o tribulaciones a aquellos que tuvo Shiblón, por ejemplo a él lo ataron con cuerdas, fue apedreado por predicar la palabra del Señor; quizás a nosotros se nos rechace o se nos humille por defender nuestras creencias pero también podemos pensar que algunas tribulaciones que nos suceden pueden ser padecer una enfermedad o tener algún pariente o ser querido que padezca una,  puede ser desempleo, deudas, problemas con la pareja, quizás sea no encontrar una pareja o alguna otra circunstancia que nos haga padecer. La buena noticia es que sea cual sea esa circunstancia podemos aplicar –y si esperamos recibir, DEBEMOS – aplicar esa misma lección que se le dio Shiblón –“mostrar confianza en el Señor”, repasemos la promesa en el versículo 5 donde leemos que seremos librados de cada aflicción basados en la “proporción” de confianza que mostremos al Señor.

A veces nuestra confianza pensamos que es solo decir: “yo sé que el Señor me ayudara”, creo que eso aun cuando es un pensamiento positivo aun está incompleto, recordemos que Pensamiento + Acción= Resultado – esa fórmula no puede funcionar si falta un elemento y en este caso el elemento esencial es la acción. Debemos estar dispuestos a hacer aquello que está en nuestra capacidad hacer y dejar el resto en manos de el Señor –cabe recordar que nuestra capacidad es aun mayor a lo que muchas veces creemos. Debemos hacer todo lo posible y el Señor hará lo imposible (ver Lucas 18:27)

Cuando pienso en una fe plena, pienso en que no es solo pensamiento sino que ese pensamiento va sumado a la acción, pensemos en Nefi cuando se le mando a buscar las planchas –él no dejo eso en pensamiento, sino fue a hacerlos “sin saber de antemano lo que tenía que hacer” (ver 1 Nefi 4:6); recordemos cuando Abinadi fue apresado y confiaba plenamente en que el Señor le protegería con vida hasta que él comunicara su mensaje al pueblo vemos que no temía por su vida sino en cumplir lo que el Señor le había mandado hacer (ver Mosiah 13:3-6); cuando Sadrac, Mesac y Abed-Nego (ver Daniel 3: 14-19) hicieron frente al rey Nabucodonosor y decidieron no postrarse para adorar una imagen sabían que Dios les libraría del horno si eran fieles. Vemos que cada uno de ellos recibió una bendición que fue directamente “proporcional” a la fe y confianza que tenían en el Señor.

Recordemos que no recibimos ningún testimonio o ninguna respuesta o bendición –como librarnos de nuestras aflicciones- sino después de la prueba de nuestra fe. (Éter 12:6)

Seamos fieles y valientes y bendiciones para todos.

Capitulo completo de Alma 38http://scriptures.lds.org/es/alma/38

Lucas 18:27 – http://www.iglesia.net/biblia/libros/lucas.html

1 Nefi 4:6 – http://scriptures.lds.org/es/1_ne/4

Mosiah 13:3-6 – http://scriptures.lds.org/es/mosiah/13

Daniel 3:14-19 – http://www.godrules.net/library/SAmerican/sev/sevdan3.htm

Éter 12:6 – http://scriptures.lds.org/es/ether/12/

Impactos: 0

Deja una respuesta