Guantánamo en suspenso

20 de enero (Londres/BBC)

 

A la vez que Washington hierve con el entusiasmo ante la juramentación de Barack Obama como el nuevo presidente de Estados Unidos, en la base naval estadounidense en Guantánamo reina el suspenso.

Las audiencias preliminares que le siguen a los sospechosos de terrorismo en tribunales especiales instalados en la base de EE.UU. fueron suspendidas debido a los actos de la instalación de un nuevo gobierno que se llevan a cabo en la capital estadounidense.

Pero los jueces piensan reanudarlas este miércoles, a pesar de que desde hace semanas, el equipo de Obama ha manifestado que el mandatario tiene la intención de emitir una orden ejecutiva para cerrar el controversial centro de detención.

“Reanudaremos el juicio mañana a las 0900 horas, a menos que nos ordenen lo contrario”, dijo el juez en el caso del canadiense Omar Khadr, coronel del ejército Patrick O’Parrish, a la agencia de noticias Reuters.

Mientras, decenas de fotos de Obama que reemplazarán a las del presidente saliente George Bush eran impresas por funcionarios de la base quienes aseguraron que serán colgadas este lunes en carteleras que muestran la cadena de mando militar de EE.UU.

A la espera

Docenas de soldados, contratistas y observadores de los juicios de crímenes de guerra observaron las imágenes en los televisores de la cafetería de los actos de juramentación en Washington.

Pero unos 245 detenidos esperan su suerte bajo el nuevo gobierno de Obama.

Según un abogado militar de la defensa, los fiscales buscan suspender todas las audiencias hasta que reciban nuevas directrices del gobierno de Obama.

El teniente de Navío, Bill Kuebler, dijo que la fiscalía propuso la continuidad indefinida, lo que significaría que los tribunales suspenderían sus actividades de manera que puedan ser reiniciados en el futuro.

Sin embargo, Kuebler aseguró que los abogados de la defensa se oponen a esta propuesta, porque prefieren que los cargos contra sus clientes sean retirados sin prejuicio, para que luego sus casos sean trasladados a otro sistema judicial.

Los próximos días

La semana pasada se supo que el presidente Obama emitirá una orden ejecutiva en los primeros días de su mandato para cerrar el centro de detención situado en Cuba.

No se ofrecieron detalles sobre la fecha en la que será clausurada la prisión, pero se espera que tome al menos unos meses.

Días antes Obama había dicho que cerrar la instalación tomaría tiempo.

Según el corresponsal de la BBC, Jonathan Beale, esas declaraciones de Obama a la cadena ABC desataron una serie de cuestionamientos sobre si fue sincero durante la campaña electoral cuando prometió que clausuraría la prisión.

Quizás por ello sus consejeros se apresuraron a dejar saber que el presidente electo firmará la orden ejecutiva para el cierre del centro.

Lo que no se ha anunciado es cuál será el futuro de varios prisioneros que son considerados demasiado peligrosos para ser liberados, pero a los que puede resultar imposible llevar a juicio.

Cuestionado al respecto por los periodistas, el portavoz de Obama, Robert Gibbs, dijo este martes que la orden de cerrar el campo de detención podría llegar en cuestión de días.

“No quiero adelantarme al presidente, pero diría que estén pendientes de algunos anuncios a fines de esta semana”, expresó Gibbs a la cadena de televisión CNN.

Impactos: 0

Deja una respuesta