EEUU rechaza pedido chino por 17 detenidos en Guantánamo

23 de dic (Beijing/Reuters)

China dijo el martes que quiere que 17 chinos musulmanes sospechosos de terrorismo sean devueltos al país si la prisión militar estadounidense de la Bahía de Guantánamo, ubicada en Cuba, es cerrada por el presidente electo Barack Obama.

Obama prometió clausurar la prisión en la basa naval de Washington, que se ha convertido en un símbolo de prácticas agresivas de detención y dio lugar a acusaciones de tortura contra Estados Unidos.

Pero el presidente electo no ha dejado en claro qué hará con los detenidos chinos. Sin embargo, el portavoz del Departamento de Estado Sean McCormack dijo que Washington necesitaba asegurarse de que los acusados no fueran maltratados si eran extraditados.

Pese a que el Ejército estadounidense ya no considera a los 17 chinos uighures como “combatientes enemigos”, los detenidos permanecieron en Guantánamo porque Washington no ha encontrado un país que los reciba.

El portavoz de la cancillería china Qin Gang dijo que los 17 detenidos son miembros del Movimiento Islámico del Este de Turkistán y que su Gobierno “siempre ha pedido que sean enviados de regreso a China y que se opone firmemente a que otra nación los acepte”.

En el 2006, Estados Unidos permitió que cinco chinos musulmanes liberados de Guantánamo viajaran a Albania. Washington ha alegado que no puede enviar de regreso a los uighures a China porque allí serían perseguidos.

McCormack afirmó que el Gobierno de George W. Bush entiende el punto de vista de China pero necesitaba “asegurarse de que las personas transferidas desde Guantánamo bajo cualquier estatus no sean maltratadas de ninguna forma”.

“En este momento no creemos que sea lo mejor enviar a estos individuos de regreso a China”, dijo el portavoz a periodistas en Washington.

Muchos musulmanes uighures, originarios de Xinjiang en el lejano oeste chino, buscan mayor autonomía para la región y algunos quieren la independencia. Pekín lanzó una implacable campaña contra lo que llama la violenta actividad separatista de la comunidad étnica.

Los uighures vivían en un campo de refugiados en Afganistán cuando Washington comenzó una campaña de bombardeos en octubre del 2001. Huyeron hacia las montañas y fueron detenidos por las autoridades pakistaníes, quienes los entregaron a Estados Unidos.

Impactos: 0

Deja una respuesta