¿Cierre inmediato de Guantánamo?

13 de enero (Washington/AP)

 

El presidente electo Barack Obama está preparándose para emitir una orden ejecutiva en su primera semana en el puesto con el fin de cerrar la prisión militar en Bahía de Guantánamo, de acuerdo con dos asesores del equipo de transición.

Que si, que no

Es improbable que las instalaciones de detención en la base de la Armada estadounidense en Cuba cierren pronto. En una entrevista el fin de semana pasado, Obama dijo que sería “un reto” cerrarlas incluso en los primeros 100 días de su gobierno.

Pero la orden, que un asesor dijo podría ser emitida incluso el 20 de enero -la fecha en que Obama asumirá la presidencia-, iniciaría el proceso de decidir qué hacer con los aproximadamente 250 sospechosos de al-Qaida y el Talibán, así como testigos potenciales que se encuentran detenidos allí. La mayoría de ellos no han sido acusados formalmente.

La indicación para Guantánamo formaría parte de una serie de órdenes ejecutivas que Obama planea emitir poco después de que asuma el puesto el próximo martes, de acuerdo con los dos asesores. También se espera una orden ejecutiva sobre ciertos métodos de interrogatorio, pero no se dieron más detalles de inmediato el lunes.

Los asesores hablaron a condición de guardar el anonimato porque no están autorizados a hablar en público sobre órdenes que no han sido emitidas.

Brooke Anderson, vocera del equipo de transición de Obama, rechazó el lunes hacer comentarios al respecto.

Los dos asesores señalaron que la orden ejecutiva pedirá que el nuevo gobierno revise cada uno de los casos de los detenidos en Guantánamo para ver si pueden ser liberados o si deben seguir detenidos, y de ser así, dónde.

Muchos de los detenidos en Guantánamo ya fueron exonerados y pueden ser liberados, mientras que otros podrían ser enviados a sus países de origen y ser encarcelados allá.

Pero muchas naciones se han resistido a los esfuerzos del gobierno del presidente George W. Bush para repatriar prisioneros. Tanto Obama como sus asesores dijeron que esperan que las naciones que se resistieron inicialmente a recibir a los prisioneros estarán más dispuestos a hacerlo luego de negociarlo con el nuevo gobierno.

Lo que sigue siendo el asunto más espinoso para Obama, señalaron los asesores, es qué hacer con el resto de los prisioneros, incluidos al menos 15 de los llamados “detenidos de alto valor”, considerados entre los más peligrosos allí.

Los detenidos en suelo estadounidense tendrían ciertos derechos legales que no tienen estando prisioneros en Cuba. Tampoco está claro si enfrentarían juicio a través del actual sistema de tribunales militares, o de las cortes civiles federales, o de un sistema legal por desarrollarse que sería un híbrido entre los dos.

Otro problema es dónde colocarlos

 

Impactos: 0

Deja una respuesta