AI alerta de peligros para los posibles excarcelados de Guantánamo

27 de marzo (París/ AFP) – Amnistía Internacional (AI) alertó el miércoles en París sobre la situación de prisioneros que pueden ser liberados del campo estadounidense de Guantánamo, pero que no pueden ser enviados a su país pues pueden ser víctimas de nuevas violaciones a sus derechos fundamentales.

 

Amnistía Internacional y la ONG británica Reprieve, que otorga asistencia legal a los prisioneros del campo estadounidense, denunciaron esta situación como la culminación de una serie de aberraciones y violaciones de los derechos humanos más elementales y al margen de todo cuadro jurídico y legal.

 

Unas 70 personas de las 300 que aún estaban detenidas a fines de 2007 podían haber sido puestas en libertad o trasladadas y dado el peligro de que sean torturadas o sufrir otras violaciones de sus derechos, no pueden ser enviadas a sus países de origen, señaló Amnistía.

 

Según Amnistía, el Gobierno de Estados Unidos, que parece estar interesado en cerrar el campo de detención, ha pedido a diversos países que reciban a ex prisioneros de Guantánamo.

 

Pero hasta el momento sólo Albania ha aceptado de hacerlo y sólo porque se trataba de personas no declaradas “combatientes enemigos”, que es la calificación que recibe la mayoría de ellos.

 

La decisión de la liberación o no de los prisioneros está a cargo de comités de oficiales militares que revisan cada año e individualmente los casos. Estos oficiales deciden sobre la base de informaciones “secretas” que los detenidos ignoran, sobre pruebas que no pueden contestar y sobre datos obtenidos por medios ilegales como la tortura.

 

La decisión de estos comités puede ser la liberación sin condición o su expulsión hacia su país o un tercer país, la expulsión hacia su país o un tercero bajo ciertas condiciones o bien la mantención en detención.

 

En la medida que los “liberables” no tienen donde ir, “son mantenidos en detención por duración ilimitada” denunció Amnistía. “Ninguna de esas personas ha sido inculpada de infracción alguna y menos aún condenada”.

 

Chris Chang, representante de Reprieve, recalcó que el caso de los prisioneros de Guantánamo está al margen de todo contexto legal y de justicia y se encuentran detenidos de manera arbitraria, en violación del derecho internacional. A este respecto, Chang indicó que entre las acciones de Reprieve en el caso de Guantánamo, está el hacer entrar este campo dentro del contexto de la ley y de la justicia internacional y para este efecto está actuando en particular ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

También dijo que la ONG trabajaba ante los Gobiernos sobre todo europeos para obtener la posibilidad de obtener el asilo político para los liberados que no pueden volver a sus países de origen.

 

Consultado sobre las posibles futuras acciones legales en contra del Gobierno de Estados Unidos, Chang explicó que éstas habían sido infructuosas cuando fueron emprendidas individualmente.

 

Chris Chang señaló que en la perspectiva de una acción de mayor peso, habían iniciado acciones ante la Corte Europea de Justicia, pues según señaló, incluso las acciones legales que pudieran iniciar algunos Estados o Gobierno, podían ser sometidas a presiones de Estados Unidos.

 

El representante de Reprieve indicó que incluso los liberados de Guantánamo no estaban en muchos casos dispuestos a utilizar contra sus verdugos una justicia en la que ya no creían.

 

Asimismo, por las condiciones mismas de su captura y detención, habían sido condicionados para sentirse vulnerables a nuevos atropellos y arbitrariedades, en cualquier momento o lugar.

 

Impactos: 0

Deja una respuesta