“Los forzaban a ingerir excrementos y beber orina”

409308258_4d1435ba94

La Nacion.cl

El padre y su conviviente serían los autores de los abusos que se prolongaron durante un año. Una de las víctimas está hospitalizada por las lesiones. Las otras cinco sufren desnutrición y shock sicológico. Carabineros tuvo que rescatar a los niños.

Impactantes testimonios entregaron ayer los hermanitos que sufrían atroces maltratos por parte de su padre y conviviente y que fueron  rescatados por un tío en Cerro Navia.

La crueldad del sujeto y su actual pareja llegaba a tal extremo, que aparte de golpearlos y quemarlos con cigarrillos, los forzaban a ingerir excrementos y beber orina.

Uno de los menores, I.A.P.S. (5), debió ser internado en el Hospital Félix Bulnes por desnutrición grave y lesiones en el estómago, mientras que sus hermanos L.C.P.S. (7), M.R.P.S. (9), A.D.P.S. (11), C.A.P.S. (13) y Y.S.P.S. (15) fueron atendidos en la Posta de Urgencia de la comuna, también por alimentación deficiente y shock sicológico.

En este último recinto, acompañados por el tío que los rescató, Luis Alberto Pincheira Saldaña (39), los hermanitos señalaron que los maltratos se prolongaron durante un año y que en ellos participaban su padre, Pedro Pincheira Saldaña (43), y la conviviente de éste, Margarita Oliveros, además de las hijas de la mujer, Romina, Natalia y Dirna Morales.

Visiblemente afectados, los menores contaron que “nos obligaban a comer caca y si pedíamos agua, teníamos que tomar orina; también nos pegaban con un palo o un fierro y a veces nos quemaban con los cigarros. Dormíamos en el suelo con unas frazadas y apenas nos daban una comida hedionda y salada. Estábamos muertos de hambre”.

A simple vista, fue notorio en la Posta de Cerro Navia el abandono en que se encontraban los menores. Dos mujercitas son las mayores de los seis, pero por la extrema delgadez que lucían y con el pelo recién cortado a causa de la pediculosis, no se diferenciaban de los varones.

También llevaban prendas de vestir de hombre, porque a todos los rescataron desnudos.

“No podíamos salir a ninguna parte, ni siquiera nos dejaban usar el baño, teníamos que hacer en el patio o en la pieza. Tampoco podíamos lavarnos, estábamos todos sucios, con piojos y sin ropa limpia. Y si les decíamos algo a los vecinos, nos agarraban a palos”, recordaron los niños, mientras esperaban junto a su tío en la Posta.

AMENAZADO DE MUERTE

Precisamente los vecinos habían alertado al tío hace algún tiempo sobre esta situación, por lo cual Luis Pincheira comenzó a interrogar a su hermano sobre el paradero de los niños, a los que el progenitor se había llevado después de separarse de la madre. Pedro Pincheira vivía con los menores, la “madrastra” y otros ocho hijos de ésta, en la villa Porvenir.

Ante la insistencia de su hermano, Pedro Pincheira primero le dijo que los niños estaban internados y después que los había llevado donde una tía, pero cuando Luis comprobó que todo era falso, recurrió a Carabineros de la 45ª Comisaría de Cerro Navia. “Me había amenazado con matarme si seguía molestándolo”, recordó.

El lunes en la mañana, Luis Pincheira llegó con los efectivos policiales hasta la casa de su hermano, donde en principio una de las hijas de la conviviente negó que los niños se hallaran en el lugar.

Sin embargo, los vecinos dieron el dato de que los habían sacado por un hoyo en la pared del patio hacia un sitio eriazo, donde los encontraron desnudos y llorando.

Ese mismo día la jueza de Menores de Cerro Navia, Cristina Fernández, entregó la custodia de los seis hermanos a Luis Pincheira, quien se desempeña como chofer de camión y quien ya tiene tres hijos. El tío los llevó de inmediato a su casa, donde el menor de todos comenzó a vomitar sangre, por lo cual fue hospitalizado el martes en la noche.

La Unidad de Protección al Menor del Sename presentó una denuncia contra Pedro Pincheira, quien se encuentra prófugo junto a su conviviente. En tanto la Municipalidad de Cerro Navia, por intermedio de su asistente social Ercila Melillán, comprometió su ayuda para la  nueva familia de los hermanitos.

Imagen: papeldigital.bligoo.com

Impactos: 1

2 comentarios de ““Los forzaban a ingerir excrementos y beber orina”

  1. sergio mendes dice:

    si hola ingri se le agradese q ya la rescataro pero ya estamos cansada de usd q abla y abla mucho si ya esta libre ya vasta con tanta ablar ya se cuidas q le valla bien y deje de ser tal abladora

Deja una respuesta