El grito contra las FARC se extendió por el mundo

La Nacion.cl

El grito contra las FARC se extendió por el mundo

La convocatoria fue lanzada por un ingeniero colombiano como una 
expresión cívica de repudio a la guerrilla. En Santiago, la 
manifestación congregó a unas 300 personas.

Santiago.- Más de un centenar de manifestaciones contra la guerrilla 
colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) 
se realizaron ayer en distintas ciudades del mundo, que si bien 
asumieron un perfil cívico, se convirtieron en una campaña 
internacional de apoyo al Presidente colombiano Álvaro Uribe.

El Mandatario es cuestionado por familiares de secuestrados y grupos 
de derechos humanos por su decisión de cercar a las fuerzas opositoras
 
en los lugares donde estarían cautivos los rehenes. Por ello, las 
expresiones de rechazo a las FARC avalan la política inflexible del 
Gobierno colombiano frente a las demandas de la guerrilla para lograr 
un acuerdo humanitario.

La propuesta original de marchar en repudio a los secuestros y la 
violencia de las FARC surgió por la iniciativa de un ingeniero de 
Barranquilla (norte), que reunió a 260 mil personas en internet a 
través de la red Facebook. La campaña creció con el lema “No más 
secuestros. No más mentiras. No más muertes. No más FARC”, y 
rápidamente se organizaron manifestaciones en Colombia y el extranjero.

El Gobierno de Uribe otorgó permisos a sus empleados y suspendió las 
clases en los colegios públicos para facilitar la asistencia a las 
marchas en ciudades como la capital Bogotá, donde se congregaron unas 
30 mil personas.

Manifestación en Santiago

En el extranjero, las embajadas y consulados promovieron activamente 
los eventos, destacando las protestas en Australia, Japón, Francia, 
Reino Unido y Venezuela, donde los manifestantes gritaron consignas 
contra el Presidente Hugo Chávez, quien nuevamente oficiará como 
mediador tras el anuncio de la guerrilla sobre una eventual liberación
 
de tres ex parlamentarios secuestrados desde 2001.

En Chile, la marcha se realizó en la Plaza Loreto -comuna de Las 
Condes- y congregó a unas 300 personas, en su mayoría colombianos 
residentes, contando también con la presencia del embajador Carlos 
Gaitán. El diplomático señaló que la protesta “no es un apoyo para 
nadie, es una manifestación libre, espontánea, de los colombianos que 
residen en el mundo entero, diciendo que no queremos secuestros, 
queremos paz”.

De manera similar se expresó el organizador del evento, Nelson 
Beltrán, quien dijo que “es una reunión civil, no queremos 
involucrarnos con cosas políticas”, aunque destacó el apoyo recibido 
por “la Intendencia y la Presidenta de la República”.

En tanto el diputado DC Gabriel Ascencio, quien asistió a la 
manifestación con su señora colombiana y sus hijos, explicó que “todo 
Colombia está apoyando a Uribe, el 80% de los colombianos apoya al 
Presidente”, agregando que las FARC “ya no son los grupos 
ideologizados de hace treinta años que luchaban por causas políticas. 
Hoy son grupos de violencia que se financian de distintas maneras, 
incluso con la droga”.

Los familiares de secuestrados y organizaciones de derechos humanos 
evitaron sumarse a los eventos por considerar que se trataba de un 
acto político a favor del Gobierno colombiano. “No fuimos, porque no 
fuimos invitados”, señaló el portavoz de Amnistía Internacional en 
Chile, Sergio Laurenti, agregando que el organismo debe velar por la 
“imparcialidad en el conflicto”.

Impactos: 1

Deja una respuesta