Prensa colombiana afirma que las FARC podrían liberar a más rehenes

Jueves 17 de Enero de 2008
12:56
DPA

BOGOTÁ.- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) 
estarían planeando la entrega unilateral de otros rehenes al gobierno 
de Venezuela, tal y como hizo la semana pasada con la ex candidata a 
la vicepresidencia Clara Rojas y la ex congresista Consuelo González 
de Perdomo, señaló hoy la prensa local.

Según un informe de la emisora “W Radio”, entre el grupo de personas 
que la organización insurgente liberaría estaría uno de los tres 
estadounidenses secuestrados en 2003 y otros cuatro rehenes que 
presentan grave estado de salud.

Al ser indagada sobre el tema, la senadora de oposición y ex 
facilitadora de un canje humanitario, Piedad Córdoba, manifestó que 
debe tratar el tema con discreción.

“Lo único que yo puedo decir es que el Presidente (de Venezuela Hugo) 
Chávez trabaja en el sentido de lograr que se den otras liberaciones, 
sobre todo de las personas que estén más enfermas y las mujeres”, 
expresó Córdoba desde Caracas a periodistas colombianos.

La legisladora planteó además a las FARC entregar a los civiles “que 
no tienen nada que ver en el conflicto, y que el canje humanitario se 
dé entre soldados y policías secuestrados por guerrilleros que están 
en las cárceles”.

Hace una semana, las FARC liberaron a Rojas y González de Perdomo como
 
un acto de desagravio con Chávez y Córdoba, quienes trabajaron como 
mediadores de un intercambio humanitario.

La guerrilla plantea el canje de un grupo de aproximadamente de 47 
rehenes -entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, 
tres estadounidenses y varios políticos, militares y policías- por al 
menos 500 rebeldes presos, incluidos dos que fueron extraditados a 
Estados Unidos.

La negociación del acuerdo se ha truncado debido a las posiciones 
radicales de la guerrilla, que exige la desmilitarización de dos 
municipios del suroeste colombiano para llevar a cabo la negociación, 
y el Ejecutivo, que se niega a acceder a la petición.

A cambio de la desmilitarización de los municipios de Pradera y 
Florida, el gobierno colombiano ha ofrecido una “zona de encuentro” de
 
150 kilómetros cuadrados en una localidad despoblada, sin presencia de
 
hombres armados y con veeduría internacional, iniciativa que ha sido 
rechazada por el grupo insurgente.

Impactos: 1

Deja una respuesta