Población pobre no se siente representada por políticos

La Nacion.cl

Población pobre no se siente representada por políticos

De acuerdo a estudio de la Universidad Silva Henríquez, de cada 4 
personas encuestadas, 3 sienten que en Chile se vive una pobre 
democracia.

Un 21,3% de la población pobre de Santiago se siente representada en 
alta o muy alta medida por la Presidenta Michelle Bachelet, mientras 
que un 46,6% se siente representada de manera baja o muy baja por la 
Mandataria. Así lo estableció una encuesta realizada por la Escuela de
 
Administración y Economía de la Universidad Católica Silva Henríquez.

La encuesta ?Percepción de la población pobre de Santiago sobre la 
Participación Ciudadana en Chile al año 2007 y visión evolutiva desde 
el año 2003 indicó que las personas pobres se siente representadas 
por la Presidenta en igual medida en que sentían que las representaba 
el ex Presidente Ricardo Lagos, cuando su mandato se encontraba con 
los mayores problemas de corrupción.

Para el investigador realizador del estudio, Marcelo Yánez, esto 
ocurre porque la gente logra distinguir la empatía, la cercanía, las 
características personales de una persona, de finalmente lo que se 
hace.

En cuanto al llamado “gobierno ciudadano” que la Presidenta buscó como
 
impronta de su mandato, el académico cree que la gente claramente no 
lo percibió, porque finalmente cuando establecen algún tipo de demanda
 
con alguna capacidad de presión, con lo que se encuentran es que se 
les cierra la puerta o son derivados a un proceso que finalmente 
termina sin darles una respuesta satisfactoria.

El estudio también revela que elevadas proporciones de la gente pobre,
 
sobre el 75%, se siente poco representada por los senadores de su 
circunscripción y por los diputados de su distrito. También en torno a
 
un 60% de los encuestados se siente representado en muy baja medida 
por los concejales de su comuna y por los alcaldes. Estos resultados 
se mantienen constantes durante los 5 años en que se ha realizado la 
encuesta.

En dicho sentido, la opinión sobre la relevancia de los partidos 
políticos en la sociedad también sufre, ya que ha presentado una caída
 
de 7,7 puntos porcentuales desde el 2006, encontrándose actualmente 
con que un 49,3% de pobres estiman que los partidos no son necesarios.
 
Además un 60,4% siente que éstos no responden a sus intereses.

Para el académico, en el tema de los actores de elección popular, 
hablamos de una democracia que a ojos de la gente o percibidas por 
ellos le resulta en baja medida representativa. Tanto es así, que de 
cada 4 personas encuestadas, 3 sienten que en Chile se vive una pobre
 
democracia?. Situación que se mantiene constante desde el 2003.

En cuanto a la consideración que las autoridades le otorgan a la 
opinión de la población pobre de Santiago, el estudio revela que el 
63% de los encuestados siente que su opinión es considerada en baja o 
muy baja medida.

Un dato interesante que revela el estudio es que a los habitantes 
pobres de la capital poco les importa la trayectoria política de un 
candidato a un cargo público. Sólo un 5,8% lo considera necesario, 
mientras que las características que se consideran más valiosas son 
que el candidato se preocupe por las necesidades de la gente, que sea 
honesto, que viva en la comuna en la cual quiere ser elegido y que 
quiera hacer algo por ella.

Frente a esto, Yañez enfatizó en la necesidad de que ?los actores 
políticos desarrollen nuevas formas de relación con la ciudadanía a 
fin de que puedan reencartarla con la política, lo que es 
imprescindible para fortalecer un sistema democrático. Para ello, 
agregó, ?es imperioso que los partidos políticos, candidatos, 
legisladores y el gobierno incorporen las prioridades de las personas 
en sus propuestas, y luego se esfuercen al máximo por concretarlas. Se
 
requiere que el país y la sociedad que estamos construyendo logre 
representar a la mayor parte posible de todos los ciudadanos, 
indistintamente de cualquier condición particular.

Impactos: 1

Deja una respuesta