¿De qué sirve firmar?

¿De qué sirve firmar?

Aida Sánchez/ Redacción CanalSolidario.org

“Firmar no sirve de nada”, “¿Qué hacen con mis datos?”, “Nadie lee las
cartas”. Ciberactuar aún da reparo a mucha gente que duda de los resultados
de las campañas online. ONG se encargan de desmontar los tópicos. ¿Tienes
Red? ¡Actúa!

La activista defensora de los derechos humanos Maja Stojanovic, salvada de
la cárcel en Serbia; se suspende el desalojo de quince personas huérfanas en
Albania; liberan a los presos de conciencia en Egipto. Estos son algunos de
los casos que en las últimas semanas se han conseguido resolver
satisfactoriamente gracias a la presión de la comunidad bloguera y a las
cibercampañas que ONG como Amnistía Internacional ponen en marcha. Son
acciones que han surtido efecto y que han supuesto mejoras en la situación
de las personas a las que se intenta ayudar.

La participación en ciberacciones suele consistir básicamente en firmar, vía
Internet, propuestas de mejora de ciertas situaciones o de oposición a las
injusticias que se dan en el mundo. Estas campañas pueden consistir en
recogidas de firmas, envios de emails a autoridades gubernamentales, envios
de emails a empresas, donaciones por clicks y un amplio abanico de acciones
solidarias que pueden realizarse vía Internet y desde cualquier parte del
mundo.

Las ciberacciones son, pues, una herramienta cada vez más útil y eficaz para
mostrar el apoyo a causas sociales o la oposición a actuaciones de
gobiernos, empresas o entidades. Un buen número de organizaciones conocen el
poder de la unión de los bloggers e internautas de todo el mundo, por eso
enfocan sus campañas sociales hacia estos colectivo.

“El ciberactivismo es una de las principales herramientas de participación
con las que contamos. A través de una cibercampaña, miles de personas de
todo el mundo pueden en poco tiempo exigir soluciones inmediatas a los
responsables de los abusos contra el medio ambiente”, explican desde
Greenpeace.

Participar, denunciar, reclamar… desde casa

“A través de las ciberacciones se puede reivindicar, proponer y participar
activamente y de forma sencilla, desde casa, en defensa del medio ambiente”,
señalan desde Ecologistas en Acción.

“Cada vez vamos a volcarnos más en este método de presión”, explica José
Luis López, responsable del área de Internet de Amnistía Internacional en
Madrid.

Amnistía Internacional fue una de las organizaciones pioneras en poner en
marcha este tipo de campañas solidarias aprovechando los beneficios de las
nuevas tecnologías. Desde 2003 han llevado a cabo más de cien ciberacciones,
a las que se suelen sumar entre 4.000 y 500.000 internautas. Ha habido
cibercampañas puntuales para frenar hechos que requerían una acción de
urgencia (lapidaciones, encarcelamientos), pero la organización
internacional también mantiene ciberacciones permanentes como la que pide al
gobierno estadounidense el cierre de la prisión de Guantánamo, en Cuba.

“El seguimiento de cada campaña depende mucho de la temática y del interés
mediático que ésta suscite, pero en general, la tendencia que observamos
desde 2003 es claramente al alza. Cada vez más personas se suman a estas
iniciativas y ven en estas formas de participación una manera de cambiar las
cosas”, explican desde Amnistía Internacional.

Las campañas online son para la organización una manera más de trabajar para
mejorar los derechos humanos mediante acciones de ciudadanos de a pie de
todo el mundo. Tal y como afirma su lema: “Por más sombría que una situación
sea, una acción puede hacer que las cosas cambien”.

Según el blogger australiano Collis Ta’eed, creador del Día de la Acción
Bloguera, firmar una campaña es concienciarse sobre una realidad, conocer
más sobre un tema y, por tanto, sensibilizarse con él y, probablemente,
cambiar la visión sobre las entidades, organizaciones o empresas que no
muestran apoyo a la causa. “Ese es el gran poder de los bloggers y los
internautas, a pesar de ser una comunidad muy dispersa, constituye una
unidad de enorme tamaño y diversidad. Si nos unimos en una demanda conjunta
podemos hacernos oír y conseguir grandes cosas”, explica Ta’eed. “Al ser
distribuidas las acciones a nivel internacional la presión que ejercen las
cibercampañas es relamente demoledora”, añade el blogger.

“La eficacia del ciberactivismo está más que comprobada con miles de casos
que han sido salvados de un fin trágico gracias a una carta, más otra, más
otra, más… Es la suma de miles y miles de hombres y mujeres de todo el
planeta la que tiene fuerza ante poderosos que, si bien no tienen escrúpulos
a la hora de hacer el mal, no quieren que se ponga en contra de ellos la
opinión internacional”, explican desde Paz y Justicia.

Tú puedes hacer que las cosas cambien

Este es uno de los lemas con los que Amnistía Internacional anima a los
internautas a ciberactuar. Conociendo sus campañas, mediante un clic de
ratón podemos mostrar nuestra solidaridad con un activista medioambiental
encarcelado en Turkmenistán, exigir el fin de la violencia en Darfur u
oponernos a las lapidaciones en Nigeria.

Las cibercampañas de Amnistía Internacional han arrojado un buen número de
buenas <http://www.amnistiainternacional.org/acerca/buenasnoticias.html>
noticias. Hace pocas semanas, por ejemplo, se conocía la noticia de la
liberación del periodista secuestrado Alan Johnston. Más de 200.000 personas
firmaron las peticiones de liberación de la organización para que el
redactor fuera liberado.

Teclea y ¡grita!

Desde servicios de agregadores de noticias y plataformas como ‘Yo Grito’
también se han puesto en marcha servicios de promoción de cibercampañas. El
objetivo de ‘Yo Grito’, por ejemplo, es poner en marcha ciberacciones de
denuncia de ataques contra los derechos humanos y de promoción de los
movimientos sociales.

“Queremos que la Web 2.0 no sólo sea participativa sobre si misma, sino
sobre el resto del mundo. Con un pequeño esfuerzo podremos gritar una
injusticia o firmar digitalmente para evitar un crimen contra los derechos
humanos. Parafraseando podríamos decir que Otra web 2.0 es posible”,
explican desde la web.

Pero desde ‘Yo Grito’ también se ponen en marcha cibercampañas propias. A
mediados del mes de julio, por ejemplo, arrancó la primera iniciativa que
exigía al Partido Popular que mostrara las actas del 11M e Iraq. Más de 2500
personas visitaron la web en tan sólo 10 días y se convirtió en una de las
noticias más destacadas de la semana en la blogosfera y en diferentes medios
de comunicación.

Políticas de privacidad

A muchas personas les inquieta el uso que se pueda hacer de sus datos
personales después de participar en una ciberacción. Las organizaciones, en
cambio, aseguran que no puede derivarse ningún uso fraudulento de estos.

“Quien se inscribe como ciberactivista o participa en cibercampañas tales
como firmar una petición o enviar un mensaje electrónico, puede elegir
participar en futuras ciberacciones, recibir noticias sobre los resultados
de acciones, un boletín u otras informaciones. Pero los ciberactivistas
siempre tienen la posibilidad de negarse a cualquiera de estas opciones”,
explican desde Amnistía Internacional.

Trabajo complementario

A pesar de que las organizaciones detectan un incremento de participación en
las ciberacciones solidarias, ONG y movimientos de acción social reconocen
que las cibercampañas son el trabajo complementario al de las entidades e
instituciones responsables. Las ciberacciones son una manera de colaborar
con aquellas ONG o personas que trabajan sobre el terreno.

¿Qué PueDo HaCer yo?

Actúa ahora por los derechos humanos y únete a los llamamientos para actuar

Algunos ejemplos de las acciones urgentes que estamos trabajando en  estos
días. Puede encontrar la lista completa en:
http://www.amnistia.cl/index_aauu.shtml

Actúa AHORA haciendo clic en los títulos y sigue las instrucciones. Si un
enlace no funciona, por favor copia el que aparece debajo de cada ítem y
pégalo en tu navegador.

También incluimos todos los meses en el Boletín de Colombia, los enlaces para
acciones urgentes.

ATENCION: Sabemos que algunos ciberactivistas que usan cuentas de webmail
gratuitos como Hotmail, Yahoo, etc. tienen el problema de no recibir los
mensajes de seguimiento de las Acciones Urgentes. Eso en ocasiones se debe a
que su configuración solo admite recibir mensajes de personas registradas en
su lista de contactos. Si experimentas ese problema una solución posible es
incluir tu propia dirección como uno de tus contactos. Esperamos que así se
solucione el problema!

Aviso importante: frecuentemente los Gobiernos “cierran” sus servidores ante
la acción concertada de miles de activistas, y los mails comienzan a
rebotar. Llévales la contra!… Ten en cuenta que cada mail que originas
tiene múltiples destinatarios, entre ellos los medios, y que algunos llegan
a destino y tienen su efecto. Si tienes direcciones de otras personas,
funcionarios de gobiernos o contactos en el país respectivo, también puedes
hacerles llegar tu petición, agregándolos. No es necesario que nos envíes
los mensajes de rebote, pues también los recibimos.

Si recibes alguna respuesta a tus envíos, por favor reenvíala a
info@amnistia.cl

Danos una mano!

 <http://www.amnistia.cl/index_noticias.shtml> Infórmate.
<http://www.cl.amnesty.org/equipos.shtml> Intégrate. Dona
<https://contacto.amnesty.org/cl/asociarse.shtml> .
<http://www.cl.amnesty.org/index_camps.shtml> Actúa.
<http://www.cl.amnesty.org/trabaja_con_ai.shtml> Lidera.

Impactos: 1

Deja una respuesta