“Epidemia” de suicidios: en 2005 murieron más veteranos por sus propias manos que los que mató la insurgencia en Irak

Ya hay más de 120 casos por semana

Viernes 16 de noviembre de 2007 | Publicado en la Edición impresa 

Por depresión postraumática

Ola de suicidios entre los veteranos de las guerras de EE.UU.

WASHINGTON.– Meses, años o incluso décadas después de finalizadas, las guerras en las que peleó Estados Unidos en el último medio siglo siguen causando estragos entre sus soldados. Tantos, que una “epidemia” de suicidios los acosa: en 2005 murieron más veteranos por sus propias manos que los que mató la insurgencia en Irak, según reveló una investigación de la cadena de televisión CBS.

Por lo menos 6256 veteranos de Corea, Vietnam, el Golfo, Afganistán e Irak se quitaron la vida a lo largo de 2005. Es decir, más de 120 por semana, lo que evidencia que quienes volvieron del frente registran tasas de suicidios que duplican las del resto de la población estadounidense.

Hay un dato que es peor aún: entre los más jóvenes que combaten o combatieron en la llamada “guerra contra el terrorismo”, la tasa es tres o cuatro veces más alta que el promedio general en esa edad.

Las causas son los horrores que vieron, padecieron o protagonizaron, que se traducen en depresión, alcoholismo, insomnio, y problemas familiares y laborales. El gran fantasma que afecta a casi todos es el desorden por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

A veces, los síntomas aparecen pocos meses después de que los veteranos volvieron del frente y los acosa durante décadas. La cadena CBS difundió esos datos, basada en una investigación que le tomó cinco meses y requirió de la obtención de cifras del Pentágono, del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés), y de 45 de los 50 estados del país.

De este modo, construyó el registro de suicidios de veteranos entre 1995 y 2007 que más se acerca en la actualidad a una estadística federal, todavía inexistente.

El registro permitió corroborar que mientras la tasa de suicidios en Estados Unidos es de 8,3 por cada 100.000 habitantes, se eleva a entre 18,7 y 20,8 por cada 100.000 entre los veteranos de guerra. Y crece aún más entre los veteranos que tienen hoy entre 20 y 24 años, es decir, aquellos que combatieron en Afganistán e Irak. La proporción entre ellos es de 22,9 a 31,9 por cada 100.000, hasta cuatro veces más que el promedio de los jóvenes norteamericanos de esa edad.

La alarmante cantidad de suicidios, en base a un registro al que aún hay que sumarle los datos de cinco estados del país, resulta aún más chocante en comparación con las bajas registradas en Irak, 3865 soldados muertos, y Afganistán, 467, desde que empezaron las operaciones en 2003 y 2002, respectivamente.

Las reacciones al informe de la CBS fueron variadas: hubo cautela oficial; denuncias de la oposición que aprovechó para cargar una vez más contra el presidente George W. Bush y su ofensiva en Irak; reclamos de los veteranos y sus familiares, y dolor de quienes sufrieron en carne propia el suicidio de algún ser querido.

Un problema mayúsculo

Oficialmente, el Pentágono sólo informó que desde 1995 se registraron casi 2200 suicidios, de los cuales 188 ocurrieron en 2006.

Pero esa cifra sólo abarca las tropas “en actividad” y el Pentágono reconoció que sólo el 40% de las tropas con problemas de PSTD o trastornos similares reciben atención médica adecuada.

Por su parte, el VA difundió hace pocas semanas un informe en el que estimó que este año podrían quitarse la vida otros 5000 veteranos. No obstante, su director de Salud Mental, Ira Katz, descartó que se trate de una “epidemia”. Lo calificó en cambio como “un problema mayúsculo”, aún cuando reconoció que carece de estadísticas nacionales sobre la cuestión.

El presidente de la comisión de Asuntos de Veteranos del Senado, el demócrata Daniel Akaka, se apoyó en los hallazgos de la CBS y afirmó que “es necesaria más acción” del gobierno de Bush para ayudar a quienes lucharon por el país.

Más contundente, Paul Sullivan, un ex funcionario del VA devenido en defensor de lo derechos de los ex combatientes, planteó que “los números claramente muestran una epidemia de problemas de salud mental” entre los más de 25 millones de veteranos.

Entre ellos, 8,2 millones combatieron n en Vietnam y otros 1,6 millones en Afganistán o Irak o en ambos países.

Conmocionado por el dolor, Mike Bowman, el padre de un soldado de 23 años, Tim, que integra las estadísticas recopiladas por CBS, acusó al gobierno de Bush por una omisión que considera deliberada. “Nadie quiere sumar las cifras de manera oficial -dijo Bowman-. No quieren que los números reales de bajas realmente se sepan.”

Al igual que los costos financieros de las guerras de Irak y Afganistán, también se acumulan los costos humanos de la guerra. Otro estudio difundido la semana pasada reveló que los veteranos de guerra representan uno de cada cuatro personas que viven en las calles de este país, aún cuando sólo equivalen al 11% de la población adulta.

El informe, difundido por la Alianza Nacional para Terminar con la Vida en las Calles en base a datos del VA y la Oficina Federal de Censos, muestra que por lo menos 1500 ex soldados de las guerras actuales duermen sin techo fijo junto a otras 200.000 personas.

En una triste repetición de lo que siguió a la guerra en Vietnam, cuando abundaron las denuncias sobre la mala atención médica de los veteranos, la administración Bush ya carga sobre sus espaldas con investigaciones y reclamos por la desidia mostrada en los hospitales especializados, como el Walter Reed, lo que forzó el despido de varios generales del Pentágono.

Por Hugo Alconada Mon
Corresponsal en EE.UU.

http://www.lanacion.com.ar/exterior/nota.asp?nota_id=962734&origen=4ta&toi=-1&pid=3512227

Impactos: 1

Un comentario de ““Epidemia” de suicidios: en 2005 murieron más veteranos por sus propias manos que los que mató la insurgencia en Irak

  1. Pingback: meneame.net

Deja una respuesta