Igualdad de derechos en el matrimonio

000004359663-web

La Nacion.cl

Comunidad de gananciales: igualdad de derechos en el matrimonio

Él administra todo. Sus bienes, los de su esposa y los compartidos. Así es la sociedad conyugal, un modelo muy criticado por organismos de DDHH que lo consideran discriminador hacia la mujer. Un proyecto de ley -con urgencia en el Congreso- busca que este sistema sea sustituido como régimen legal por uno más democrático: la comunidad de gananciales.

Hasta hoy, las parejas que no eligen explícitamente su régimen matrimonial entre separación de bienes, sociedad conyugal o participación en los gananciales, quedan automáticamente inscritos bajo la sociedad conyugal.

Un proyecto de ley que descansa en el Congreso desde 1995 y que hoy tiene urgencia simple, pretende cambiar esta situación y crear un nuevo régimen, el de comunidad de gananciales. La razón: la sociedad conyugal señala que es el marido quien tiene la facultad de administrar tanto los bienes de la mujer, los compartidos y los propios. Incluso los adquiridos por la mujer antes de contraer el vínculo (excepto los bienes inmuebles). Es decir, tiene el control total, incluso de lo que su esposa ha comprado con su dinero.

Aunque el sistema de sociedad conyugal ha tenido modificaciones destinadas a equilibrar los poderes dentro del matrimonio, el que el hombre tenga la decisión final ha sido un tema cuestionado no sólo dentro del país, sino también por organismos internacionales.

Incluso, la existencia de esta ley puso el año pasado a Chile en la lista de 36 países que discrimina a las mujeres en su legislación nacional, según un informe elaborado por Amnistía Internacional por “no reconoce los derechos de las mujeres ni su capacidad jurídica para poder administrar sus propios bienes”.

Paula Aravena, abogada de la Fundación de Asistencia Legal de la Familia, señala que aunque la sociedad conyugal tiene garantías “igual juega en contra de la mujer, porque no puedes adquirir un crédito sin los antecedentes comerciales de tu marido, o si éste tiene una casa no puedes optar a un subsidio para la tuya”.

Iguales en administración y responsabilidades

Un proyecto de ley -con urgencia simple en el Congreso- busca cambiar este escenario al establecer un nuevo régimen legal para el país denominado comunidad de gananciales. Éste otorga igual condición jurídica a ambos cónyuges. Ambos van a administrar y ser propietarios de sus bienes, pero con altos resguardos durante el matrimonio, básicamente con la idea fuerte de poder contar con un patrimonio familiar.

Las limitaciones son igualitarias para ambos cónyuges. “Cada integrante de la pareja administra sus propios bienes y existen algunos, como bienes raíces, que deben ser administrados en común. En caso de divorcio, los bienes se dividen en partes iguales y se reparten”, explica Aravena.

En rigor, el nuevo régimen matrimonial está concebido sobre la base de la igualdad entre el marido y la mujer en la administración de sus bienes y en la distribución de las responsabilidades familiares, hecho que elimina una serie de aspectos derivados de la sociedad conyugal que resultan discriminatorios para la mujer, y que infringen la Constitución Política y diversos tratados internacionales vigentes en nuestro país en materia de igualdad.

Según ha explicado la ministra del Sernam, Laura Albornoz, la comunidad de gananciales va a permitir a las mujeres casadas -por ejemplo- poder solicitar un crédito para iniciar una pequeña empresa, sin la necesidad de que su marido le firme una autorización.

Oposición pone peros

Sin embargo, no todos están de acuerdo con este cambio. El senador Hernán Larraín (UDI) señaló que, junto al senador Alberto Espina, se oponen a que la sociedad conyugal sea eliminada como régimen ordinario. “De acuerdo a las últimas estadísticas, sólo el 38% de la mujer integra la fuerza laboral y mientras esa sea la realidad, probablemente el régimen de sociedad conyugal le sea más favorable, porque ese régimen protege a la mujer casada y si acaso ella tiene su propia actividad, la considera, para esos efectos, separada de bienes, tiene su propio patrimonio en aquello que es producto de su trabajo, oficio y profesión”, señaló.

Según Larraín miembro de la Comisión de Constitución del Senado- lo más probable es que se agregue este nuevo régimen de comunidad de gananciales, y que se plantee la obligación de elegir entre las distintas modalidades, de manera que se elimine el establecimiento de cualquiera de ellas “por defecto” si las parejas no se deciden por ninguna. LN

Fuente: http://www.lanacion.cl/

Imagen: http://www.portumatrimonio.org/

Impactos: 1

Deja una respuesta