Pobres tienen cuatro años menos de escolaridad que sus pares ABC1

La Nacion.cl

Pobres tienen cuatro años menos de escolaridad que sus pares ABC1

Encuesta mostró sostenido aumento de escolaridad, aún cuando permanecen diferencias por nivel socioeconómico y entre población urbana y rural. Muchas comunas apartadas no tienen la oferta necesaria para garantizar los 12 años obligatorios. 

La encuesta Casen 2007 da cuenta de un aumento sostenido en los niveles de escolaridad de la población chilena, el que llega a los 10 años. Sin embargo, tiene desigualdades entre los distintos niveles socioeconómicos y por esta razón, aún se mantienen las brechas entre los que tienen más y los que tienen menos ingresos y entre quienes viven en el campo y los que están en la ciudad.

Las cifras son elocuentes. Los jóvenes entre 18 y 24 años
pertenecientes al 10% más pobre, tienen 10 años en promedio de escolaridad, mientras sus pares del 10% más rico, tienen 14 años de permanencia en el sistema educativo.

Las diferencias socieconómicas se hacen evidentes en educación superior: Aunque el ingreso a ella ha crecido en los sectores más vulnerables, aún la gran mayoría de quienes acceden pertenecen al quintil más rico, llegando en
éste al 80%, mientras que en el quintil más pobre sólo lo hace el 17%. El sector de mayores ingresos creció un 40% en su participación, mientras el primero lo hizo en casi 13%.

En cuanto a ubicación geográfica, mientras en las zonas urbanas, entre la población mayor de 18 años el promedio de escolaridad es de 10 años, en las zonas rurales es de siete (no alcanza octavo básico). Entre las razones, destaca el que muchas comunas no cuenten con oferta de educación
completa, por lo que los estudiantes deben dirigirse a otros sectores para terminar sus estudios. A esto se suman problemas de conectividad y el que muchos padres prefieran que sus hijos los acompañen en el trabajo.

La ministra de Educación, Yasna Provoste, aseguró que el presupuesto 2008 tendrá un aumento para el programa de transporte rural, que subsidia la contratación de buses para quienes estudian lejos. La ministra de Planificación, Clarisa Hardy, agregó que Mideplan hizo llegar a los gobiernos regionales los Mapas Territoriales de Vulnerabilidad, que indican las comunas que no cuentan con servicios básicos, entre ellos conectividad. A partir de esta información, se podrá focalizar el presupuesto y contribuir a la movilidad
estudiantil. Hardy apuntó que los mayores problemas están “en la Octava y Novena Región, donde se mezclan la ruralidad con la problemática indígena”.

Entre los jóvenes de 18 a 24 años, las cifras de escolaridad mejoran, siendo de 10 años para zonas rurales y de 12 para quienes viven en ciudades. En las áreas rurales, los padres de estos jóvenes, tienen 7 años de escolaridad y sus abuelos -personas de 65 a 74 años- apenas 3,9 años.

ESTUDIOS Y SUELDOS

Otro dato destacado es la tasa de retorno por años de estudio. Si en los años 90 tener enseñanza media completa hacía la diferencia de salario, hoy se necesita educación superior para poder superar los 250 mil pesos de sueldo. El
mayor retorno es para quienes estudian 18 años y más: un millón de pesos de ingresos promedio.

También la Casen dio cuenta de los subsidios estatales a cada niño. Tanto los alumnos más pobres -pertenecientes al primer decil- como los que se ubican entre los de mayores ingresos, reciben subsidios similares, cercanos a los 35 mil pesos. La ministra de Educación señaló que éste es un problema que se debe corregir, y para eso, “está en el Congreso la Ley de Subvención Preferencial, que va a entregar más recursos a los más necesitados”. La ley contempla diferenciar el pago por alumno dependiendo de variables socioeconómica.

Impactos: 1

Deja una respuesta