Troy Davis

Troy Davis lleva más de 15 años condenado a muerte por el asesinato de un policía, Mark Allen MacPhail, que él niega haber cometido. No había ninguna prueba material contra Troy Davis, y el arma utilizada en el crimen nunca se encontró. La acusación contra él se basó por entero en las declaraciones de los testigos. Sin embargo, todos los testigos de la fiscalía que no eran policías, salvo tres, se han retractado de sus declaraciones. Uno de los tres que no se han retractado es un hombre a quien los abogados de la apelación de Davis no han podido localizar. Otra testigo ha hecho declaraciones que contradicen su testimonio en el juicio. El tercer testigo no policial que no se ha retractado de su testimonio es Sylvester Coles, que era el principal sospechoso alternativo.

Por cuatro votos a favor y tres en contra, la Corte Suprema de Georgia concedió una apelación extraordinaria y accedió a escuchar los argumentos de este caso para considerar si los nuevos testimonios y otras pruebas descubiertas desde su juicio en 1991 merecen que se conceda a Troy Davis un nuevo juicio. La Corte estudiará el caso durante su periodo de sesiones de noviembre de 2007.

No se requiere ninguna otra acción por parte de la Red de Acción Urgente. Nuestro agradecimiento a quienes enviaron llamamientos.

Véase AU 170/07 (AMR 51/116/2007, del 3 de julio de 2007); (AMR 51/121/2007, 17 de julio de 2007)

Para más información: http://web.amnesty.org/library/Index/ESLAMR511332007

Ejecución

El deceso de Davis por inyección letal se produjo a las 4:08 GMT, solo cuarenta minutos después de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazara un recurso in extremis para impedir la ejecución.4

http://es.wikipedia.org/wiki/Troy_Davis

Impactos: 1

Deja una respuesta