Torturado iraquí acusa al MI5 de colaborar pasivamente con el programa de vuelos secretos de la CIA

29 de julio, (IBLnews, Agencias).- Bisher Al Rawi, un ciudadano iraquí y colaborador de la inteligencia británica en el país, acusó hoy al MI5 de colaborar activamente con el programa de vuelos secretos a través del cual la CIA ha transportado a decenas de prisioneros hasta cárceles como Guantánamo, en una entrevista concedida al diario británico ‘The Observer’.

Según Al Rawi, el MI5 le “traicionó” a pesar de haber colaborado en la captura del clérigo Abu Qatada, considerado el “embajador” en Europa del líder de la red terrorista Al Qaeda, Usama Bin Laden. Al Rawi, en la entrevista, relata como fue “secuestrado” por agentes estadounidenses, y transportado en un vuelo secreto hasta una “cárcel negra” de la CIA cerca de Kabul.

Posteriormente, el detenido fue trasladado a la prisión estadounidense de Bahía de Guantánamo. En ambos trayectos, Al Rawi permaneció esposado, vestido con un mono de trabajo, y con los ojos y los oídos tapados. El colaborador iraquí permaneció en esta cárcel durante cuatro años sin que se presentaran cargos en su contra, antes de ser liberado el pasado mes de marzo.

Al Rawi relató que, durante el vuelo, estuvo “al borde del histerismo”, aquejado de “un intenso dolor en la espalda”. En un momento del trayecto, intentó incorporarse unos centímetros, antes de recibir un golpe en la mano. “Incluso moverse estaba prohibido”, afirmó.

Durante su estancia en la prisión negra de Kabul, Al Rawi, según explica, permaneció a oscuras durante todo el tiempo y sufriendo temperaturas tan bajas que “el hielo se formaba en torno a la comida y en el agua”.

Sus declaraciones coinciden con un informe presentado ante el Parlamento británico acusa a los servicios de Inteligencia Exterior británicos de no impedir la detención de Al Rawi, ya que no era ciudadano de Reino Unido, a pesar de que la propia CIA les informó con antelación de que iba a ser apresado.

Dicho informe especificaba, además, que Al Rawi había sido detenido después de que el MI5 informara a la agencia estadounidense de que su colaborador era, en realidad, un “extremista” que guardaba una bomba casera en el equipaje que llevaba en uno de sus viajes desde Londres a Irak. Sin embargo, la Policía británica ya sabía que dicha bomba era, en realidad, un cargador de baterías.

Al Rawi alegó, en la entrevista, que la CIA le explicó que contaban con toda la información sobre él a través del MI5, y que incluso contaban con su ficha personal, facilitada por la inteligencia británica, que le había prometido, a través de un abogado, confidencialidad e “inmunidad en caso de cualquier problema”.

El iraquí denunció además que sus abogados del MI5 se desentendieron completamente de él mientras permaneció detenido en Guantánamo. 

Impactos: 1

Deja una respuesta