Pedido del gobierno de Brown por Guantánamo

8 de Agosto, Paris (El Clarín).- En una nueva diferenciación con su predecesor laborista, Tony Blair, el nuevo primer ministro Gordon Brown solicitó a EE.UU. la liberación de cinco residentes británicos detenidos sine die en Guantánamo. Su canciller, David Millband, escribió una carta a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, solicitando la libertad de los detenidos, que no tienen la nacionalidad británica pero sí el permiso de residir en el reino como refugiados políticos o por razones familiares, antes de su internación en la base norteamericana en Cuba.

Ellos son Jamil el Banna, Binyam Mohamed al Habashi, Abdulnoiur Sameur, Shaker Adbur y Raheem Aamer, por quienes por primera vez el gobierno británico intercede ante EE.UU. como lo hace por sus ciudadanos. El ex premier Blair se había negado a hacerlo y los 5 corren el riesgo de ser ejecutados o torturados si regresan a sus países de origen. Los otros detenidos británicos en Guantánamo habían regresado en enero del 2005 y se encuentran en libertad.

El Foreign Office informó que la nueva decisión se adopta cuando EE.UU. intenta reducir el número de detenidos y cerrar el campo. El cambio de política de Brown demuestra un nuevo intento de distanciarse en forma y fondo del concepto de la “guerra contra el terror” a la que EE.UU. y la administración Bush han adherido. Brown prefiere un acercamiento más económico y social al problema, con ayudas, negociaciones y gestos humanitarios que flexibilicen las posiciones británicas. El embajador estadounidense Robert Tuttle aseguró a la BBC Radio 4 que “EE.UU. no tiene el deseo de ser el carcelero del mundo” y quiere “cerrar Guantánamo”.

Impactos: 1

Deja una respuesta