“El 73% de los casos de menores abusados sexualmente, el autor está en su entorno cercano”

Man's Hand over Childs Mouth

ELMERCURIO.COM

Agresiones a menores: Sólo el 25% de condenados por abuso sexual está preso

Martes 7 de agosto de 2007

María Elena Santibáñez cuenta las dificultades para sancionar. En 75% de las veces el hechor es del medio cercano a la víctima, y como prueba sólo está su palabra, de la que muchas veces se retracta.

RICARDO DOWNEY

De los 174 imputados condenados por abusos sexuales a menores en 2006, sólo 44 cumplen sus condenas en prisión, en tanto que los 130 restantes gozan de algún beneficio que les permite circular en el medio libre (remisión, reclusión nocturna).

Asimismo, el año pasado hubo 53 sentencias por violación, de los cuales 34 se cumplen fuera de prisión.

Lo anterior da cuenta de las debilidades de la legislación chilena en la materia para un delito que durante el año pasado significaron 9.770 denuncias, donde el mayor porcentaje de víctimas estuvo en el grupo de los 7 a 14 años de edad (4.446), seguido de los adolescentes de 14 a 18 años (3.757), y de los menores de 7 años de vida (2.234).

En total, considerando menores de edad y adultos, en 2006 hubo 15.209 ingresos de causas por delitos sexuales, de los cuales más del 62% correspondió a niños y niñas de menos de 18 años.

Las cifras fueron entregadas por María Elena Santibáñez, directora de la Unidad de Delitos Sexuales y Violentos del Ministerio Público, entidad que junto a la Fundación Amparo y Justicia y la Universidad Católica de Chile organizó un seminario internacional sobre agresiones sexuales contra menores, que parte mañana miércoles.

En cuanto a la diferencia entre la gran cantidad de denuncias y causas y el bajo número de condenados, María Elena Santibáñez explicó que se trata de un crimen muy difícil de perseguir penalmente, lo que queda demostrado por el hecho de que después de los homicidios (299 días), son los delitos sexuales los de más larga tramitación (235 días), seguidos de los robos (119).

La principal dificultad, precisa, radica en que en los casos de abusos no hay pruebas físicas, y está sólo la declaración del o la menor frente a la de su agresor.

Ahora, el sistema obliga a llevar al juicio a las víctimas, pero transcurre un tiempo en que el menor sufre presiones familiares para que se retracte, y es común que se desistan.

De allí la importancia de contar pronto con la ley que permite la declaración anticipada, contemplada en la agenda corta antidelincuencia, en el Congreso, señala Santibáñez.

También se da el caso de que el menor es puesto en tratamiento sicológico por el Sename, y la institución se opone a que vaya al juicio para no afectar su recuperación.

Pero las dificultades no paran ahí, ya que la actual red pericial, que contempla al Cavas de la Policía de Investigaciones, el Servicio Médico Legal y el Sename, es insuficiente, ya que las solicitudes de exámenes del Ministerio Público deben ser compartidas con los Tribunales de Familia, y se producen retrasos de varios meses para otorgar las pericias solicitadas. Esto se ve agravado por el hecho de que el Ministerio Público no cuenta con presupuesto para contratar pericias privadas, como sí lo puede hacer la Defensoría Penal Pública, y sólo puede recurrir al sector público.

María Elena Santibáñez indica que se trabaja bien con las policías, Brisexme de Investigaciones y la 48ª Comisaría de Carabineros, pero que es necesario mayor exclusividad (los detectives deben también entregar citaciones por demandas de alimentos), aumentar la dotación y contar con personal especializado.

Seminario

Entre los panelistas traídos desde Estados Unidos (hay policías, agentes del FBI, jueces y abogados de Estados Unidos) está la sicóloga y especialista forense Catherine Ayoub, quien dijo que Chile está en buen pie, con la reforma penal y nuevas leyes, para combatir este delito, pero que se requiere mayor especialización para poder reconocer a los agresores y lograr su condena, ya que en el 73% de los casos de menores abusados sexualmente, el autor está en su entorno cercano y es conocido de la víctima.

Impactos: 1

Deja una respuesta