Cesantía continúa a la baja

Cesantía continúa a la baja y aumenta con fuerza la ocupación femenina
La Nación, Miércoles 1 de Agosto de 2007  
 
Según las cifras del INE, la participación de las mujeres en el mercado laboral aumentó 4,3% en el período, crecimiento muy superior al que se registró entre los hombres, que sólo subió 1,2%.

Raúl Rivera

Como ha ocurrido en los últimos meses y en línea con la recuperación de la economía, la cifra de desempleo nuevamente mostró su tendencia a la baja. De acuerdo con las cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) durante el trimestre abril-junio la tasa dedesocupación registró una variación de 6,9%, lo que significa una caída de 2,0 puntos porcentuales con respecto a igual período de 2006, y un leve aumento de 0,2% respecto al trimestre anterior.
Durante el período, también destacó el alza de 3,4% en la ocupación, mientras que la variación en doce meses de la fuerza de trabajo -personas económicamente activas- no mostró sorpresas, al variar un 1,2%.

Además de resaltar el descenso de la cesantía, el Gobierno y los expertos consideraron muy positivo el crecimiento que registró la participación femenina en el mercado laboral, con una variación de 4,3% (mientras que la masculina alcanzó un 1,2%) y una desocupación de 8%, lo que equivale a una caída
de 3 puntos respecto a igual trimestre del año pasado.

Para el subsecretario del Trabajo, Zarko Luksic, esta cifra es un reflejo de las políticas públicas que ha implementado el Gobierno para incentivar la entrada de las mujeres al mundo laboral, “como la creación de salas cuna, la capacitación dirigidas a mujeres, además del apoyo a las jefas de hogar, que son elementos que influyen notoriamente en este aumento de la participación de las mujeres en estos nuevos puestos que se han creado”.

En este sentido, anunció para septiembre la puesta en marcha de un plan piloto para capacitar a cerca de 2 mil jefas de hogar que en la actualidad forman parte de los planes de empleo directo del Gobierno, con el objetivo de insertarlas al mercado laboral.

Otro indicador que sobresalió en el período fue el empleo asalariado, que subió 5,2%, mientras que los trabajos por cuenta propia sólo aumentaron un 0,9%. Por ramas económicas, la industria manufacturera, construcción y comercio registraron las mayores alzas en el empleo, seguidas de los rubros agrícola y minero.

Para el académico de la facultad de Economía de la Universidad deChile, Joseph Ramos, las últimas cifras de desempleo “son muy robustas, porque el empleo que más crece es el asalariado”. Agregó que las tasa de desocupación
muestran la solidez de la economía y que nuevamente la cesantía se acerca a las cifras que existían previo a la crisis asiática. “Tal vez a mediados del año que viene lleguemos a cifras de 6% de desocupación”, sostuvo el académico.

En tanto, para Patricio Rojas, decano de la facultad de Economía de la Universidad Finis Terrae, “hace varios meses que en términos de empleo existen noticias favorables”. Desde su perspectiva, se observa un dinamismo del mercado
laboral “bastante bueno”, que se demuestra con los cerca de 210 mil puestos de trabajo que se crearon en 12 meses.

“El comportamiento del empleo ha estado mucho mejor de lo que se esperaba a principio de año. Vemos un desempeño bastante más fuerte de lo proyectado, con una recuperación del empleo en sectores como la construcción y la industria.
Además, la ejecución de gastos por parte del Fisco ha sido bastante buena en comparación con 2006, lo que significa que hay un mayor gasto público que genera plazas de trabajo”, sostuvo.

Sobre el incremento de los asalariados, dijo que es normal, “ya que cuando la economía crece, el trabajo formal comienza a aumentar y muchas personas que antes eran trabajadores por cuenta propia hoy día tienen mayores posibilidades
de volver a ser asalariados”.

Subcontratación

Ante la nueva baja del desempleo, el subsecretario Luksic aprovechó la oportunidad de señalar que la entrada en vigencia de la normativa que regula el trabajo en régimen de subcontratación no produjo ninguna merma en el empleo. “A
pesar de los anuncios apocalípticos de algunos, que señalaron que esta ley iba a afectar negativamente el empleo y la economía, las cifras nos demuestran que esto no es así. Al revés, ha aumentado el trabajo asalariado notablemente. De
los 212 mil nuevos puestos de trabajo, 211 mil corresponden a contratos formales, donde se exige el cumplimiento de las obligaciones laborales, que justamente es el punto central de esta ley”, aseveró.

Copyright © 2005, Empresa Periodística La Nación S.A.

Impactos: 1

Deja una respuesta