GREENPEACE DENUNCIA PRECARIEDAD DE LOS PROCESOS DE SEGURIDAD INDUSTRIAL EN CHILE

Licanten, Chile — A raíz de los derrames de tóxicos en el cauce del río Mataquito, Greenpeace Chile pone en evidencia la precariedad de los procesos productivos chilenos y denuncia el grave riesgo de derrames y contaminación tóxica que persiste en Chile.

Es la tercera vez que el Río Mataquito es afectado por las fallas técnicas de la Planta Licancel de CELCO. La primera vez, el 3 de diciembre de 1999, la empresa argumentó las mismas deficiencias en los procedimientos de limpieza y mantención de sus instalaciones. En esa oportunidad, las investigaciones internas no llegaron a ninguna responsabilidad. Consideramos que ni siquiera el despido de los gerentes, como producto del daño medioambiental del que hoy somos testigos, podría asegurar que este pésimo funcionamiento de las plantas de CELCO no vuelva a repetirse.

Para Greenpeace Chile no es posible que cada vez que la planta Licancel se encuentre en procesos de mantenimiento sea la comunidad quien sufra los impactos ,negativos. En el hecho anterior, la corte negó que los vertidos provenientes de la planta se hubieran efectuado al mismo tiempo que se dio muerte a cientos de peces. Tal y como se vuelve a producir el 2007. También nos sorprende que una planta que tiene prohibición de funcionar vierta 50.000 litros de contaminantes de sus procesos.

Greenpeace elaboró el año pasado un Prontuario Ambiental de las plantas de Celulosa de CELCO donde se concluye que año a año se van repitiendo los mismos problemas y negligencias de estas características. Por lo que a nuestro juicio esta sería la forma en que CELCO  procede. Asunto inaceptable en una empresa que dice ser la más moderna de Latinoamérica. Urge saber cuáles fueron las investigaciones y medidas tomadas para evitar que un hecho de estas características se repitiera, pues claramente no han dado ningún tipo de resultado, ni menos garantías a la población. Incluso la remoción de algunos ejecutivos, producto del incidente en el Río Mataquito, no da garantías de que las cosas cambien, y con el cierre de la planta de forma indefinida, no estamos resolviendo nada.

CELCO le ha mentido, deliberadamente, a la Corte Suprema para negar su responsabilidad en el problema de Valdivia y ha construido, en tres de sus plantas, ductos irregulares. Es decir,  esta empresa ha querido engañar concientemente a la autoridad y a la población, por lo que la declaración de culpabilidad de CELCO es lo mínimo esperable.

Una empresa como CELCO debiera entregar las garantías necesarias para la protección de la población y el medio ambiente en función de un proceso de producción limpia, modelo que esta empresa no ha seguido por más de treinta años. El río Mataquito nos vuelve a recordar, tristemente, que no se puede confiar en CELCO.

Mayor Información;
Samuel Leiva, Coordinador de Campaña, Greenpeace Chile: 56 2 3437788; 8 230 9252

Impactos: 1

0 comentarios de “GREENPEACE DENUNCIA PRECARIEDAD DE LOS PROCESOS DE SEGURIDAD INDUSTRIAL EN CHILE

Deja una respuesta