Evite que su pitufito termine en los tentáculos de un ciberpedófilo

La Cuarta le aconseja qué hacer si detecta que el pequeño del hogar está chateando con un asqueroso acosador por internet


Evite que su pitufito termine en los tentáculos de un ciberpedófilo


En el planetoide crece la atención sobre la facilidad con que los depras utilizan la red para aprovecharse de los nenes. No deje que su hijo sea víctima del delito conocido como “grooming”.


A los enanos les cuesta la nada misma ingresar al mundo de internet, lo que en muchos casos termina siendo un peligro hasta para su integridad física. La dura. Créanos.Lo importante es conocer a qué y a quién nos enfrentamos cuando hablamos del ciber-acoso infantil, cómo es que estos acosadores lograr ponerse en contacto con nuestros hijos, qué hacer para evitarlo, cómo actuar para frenar el acoso y qué pasos dar. Todas estas preguntas tratará de responder en el presente artículo. Lea con atención.

El acoso sexual a menores, también conocido como el delito de “grooming” o “ciber-acoso”, es uno de los recursos más comunes que utilizan las redes de pedófilos y pederastas para captar a nuevas víctimas. Éste se da cuando un extraño se pone en contacto con un menor de edad, mediante el uso de correos o mensajes instantáneos (Messenger, Latin Chat, Hi5, MySpace). Se hacen pasar por otra persona u ocultan parte o toda su identidad, o sea, hacen creer al niño que se encuentra frente a una mujer, cuando en realidad es un hombre, o frente a un niño como él, cuando en realidad es un adulto.

¿Cómo logran obtener el correo personal?

Este contacto se genera sin haberlo pedido ni buscado, o por un error cometido por el menor al facilitar su correo a alguna “página fantasma”, es decir, a alguna web que ofrece juegos o actividad en línea para niños, pero que tiene “otros fines”, como recopilar una base de datos de los usuarios para ofrecerla en venta.Ponga atención a los siguientes consejos:
– Anulación del correo donde se reciben los mensajes de acoso.
– Deje de usar el correo a través del cual el menor de edad sufre el acoso y en el que ahora recibe mensajes spam (no deseados).
– Denunciar el hecho a las autoridades policiales.
– Solicitar cambio del IP a la compañía que le suministra acceso a Internet.
– Limpiar su computadora de virus o programas espía.
– Hablar con el menor de edad sobre los peligros de Internet.

 http://www.lacuarta.cl/

Impactos: 1

Deja una respuesta