El presidente George W.Bush ordena que interrogatorios a detenidos cumplan la Convención de Ginebra

20 de Julio, Washington (EFE).-  La disposición de este viernes estipula los requisitos específicos que debe cumplir la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El decreto se emite casi 10 meses después de que el jefe de la Casa Blanca suspendiera el uso de prisiones clandestinas en terceros países y llevó a la base naval estadounidense en Guantánamo (Cuba) a individuos detenidos como supuestos terroristas. Desde el comienzo de su “guerra global contra el terrorismo”, la administración de Bush ha capturado a centenares de hombres en diversas partes del mundo, y los ha mantenido sin acceso a procesos legales en Guantánamo, en prisiones clandestinas, o los ha transferido a terceros países para que sean interrogados. El gobierno estadounidense calificó a estos detenidos como “combatientes enemigos” e indicó que no les correspondían las protecciones de la Convención de Ginebra, dado que no eran miembros de organizaciones militares formales. El decretones especifica que la interpretación del artículo 3 de la Convención de Ginebra, que se refiere al tratamiento de los reos, “se aplica al programa de detención e interrogatorios de la CIA”. Dicho programa tiene como propósito “interrogar a terroristas de Al Qaeda detenidos que tengan información sobre planes de ataques o el paradero de los jefes del grupo”, señala.Durante años, los grupos de derechos humanos y los abogados que han buscado representar a los detenidos han denunciado abusos físicos y psicológicos de los prisioneros y el uso de técnicas de interrogatorio como el “submarino”, que simula la asfixia por inmersión. “El decrto requiere que cualquier programa de interrogatorios de la CIA que pueda continuar cumpla con todas las leyes federales relevantes, incluida la prohibición del ‘tratamiento o castigo cruel, inhumano o degradante'”, indicó el comunicado.

AI

Impactos: 1

Deja una respuesta