CIDH visitará cárcel en base naval de Guantánamo

21 de Julio, Guantánamo (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició los trámites ante el Gobierno de Estados Unidos para visitar cuanto antes la prisión en la base naval de Guantánamo, en Cuba, para analizar la situación de los cerca de 400 detenidos que permanecen en estas instalaciones.  Así lo afirmó ayer el presidente de la Comisión, Florentín Meléndez, durante la audiencia pública que se celebró a petición del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) con motivo del 128 período de sesiones del organismo.  Según Meléndez, la CIDH formalizará en los “próximos días” su solicitud ante el Gobierno de EE. UU. mediante una carta que remitirá a la titular del Departamento de Estado, Condoleezza Rice.  Esta es la primera vez que la CIDH pide formalmente a la Administración del presidente George W. Bush que le autorice a visitar las instalaciones de Guantánamo.  A la audiencia pública asistieron dos representantes del Departamento de Estado, que, no obstante, se negaron a entrar en el fondo del debate y se limitaron a reiterar su apoyo a la Comisión y a la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la que EEUU es miembro. Ante la falta de colaboración del gobierno, la CIDH recordó a los representantes que apoyar a la OEA también implica respetar la Carta Democrática Interamericana y la Carta del propio organismo, lo que significa acatar las medidas cautelares y recomendaciones que dicta la Comisión para el cumplimiento de los Derechos Humanos.  A juicio de la CIDH, el Gobierno de EEUU también viola otras leyes internacionales e, incluso, su propia Constitución, que establece que “nadie puede ser privado de vida o libertad sin el debido proceso” judicial, recordó Meléndez.  En este contexto, la Comisión exigió a la Administración del presidente Bush que le remita información sobre el estado de cumplimiento de sus recomendaciones dictadas el año pasado y sobre un presunto suicidio que habría ocurrido en la dependencia 5 de Guantánamo, así como sobre la situación de los presos. La CIDH reiteró los puntos de la resolución emitida hace exactamente un año, por lo que exigió al Gobierno de EEUU el cierre “inmediato” del centro de detención. También reclamó que los presos sean tratados acorde a las normas de derecho internacional y que la administración tome las medidas necesarias para garantizar que ningún preso corra el riesgo de ser víctima de tortura u otro trato cruel, tanto en el centro como en los países a los que son trasladados.

Impactos: 1

Deja una respuesta