TRABAJO INFANTIL ALIMENTA ARCAS OLÍMPICAS

DERECHOS HUMANOS : TRABAJO INFANTIL ALIMENTA ARCAS OLÍMPICAS
Por Linus Atarah

http://www.ipsterraviva.net/LA/viewstory.asp?idnews=920

HELSINKI (IPS) Cuando falta apenas un año para los Juegos Olímpicos de Beijing, una gran sombra de violaciones a los derechos humanos en la producción de mercadería publicitaria se cierne sobre este gigantesco acontecimiento deportivo.
 
Play Fair 2008, campaña en defensa de las garantías laborales en la industria de la vestimenta deportiva, acusó al Comité Olímpico Internacional(COI) de mantener un silencio cómplice frente a la amplia violación de derechos laborales fundamentales, como el uso de mano de obra infantil, en fábricas que producen mercaderías con su licencia.

Pero el COI sostiene que no tiene la obligación de controlar las condiciones laborales en el suministro de productos deportivos olímpicos. Funcionarios de la entidad declararon que semejante tarea es asunto de los comités nacionales.

El Comité Olímpico Nacional Finlandés se distanció de las acusaciones de Play Fair 2008, incluidas en su informe “Sin medallas para los Juegos Olímpicos en materia de derechos laborales”.

Según su secretario general, Jouko Purontakanen, Finlandia no puede asumir la responsabilidad por lo que ocurre en China.

El comité finlandés “asistirá a los Juegos Olímpicos de Beijing como cualquier otro participante, y puede decidir comprar los productos o no”, dijo Purontakanen a IPS en entrevista telefónica.

También rechazó los pedidos de que la entidad finlandesa se ocupe del tema en el seno del COI –demanda central de los activistas– arguyendo que “es enteramente responsabilidad del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Beijing”.

“No tenemos poder, no podemos hacer nada sobre eso”, subrayó Purontakanen.

Pero Hannu Ohvo, director ejecutivo del Centro Finlandés de Solidaridad Sindical, uno de las organizaciones que apoya Play Fair 2008, sostuvo que el comité finlandés debería adoptar una posición más positiva ante los asuntos planteados en el informe.

“Los estándares laborales internacionales son parte de los derechos humanos, y el comité finlandés no puede ser neutral en esa materia”, dijo Ohvo a IPS en entrevista telefónica.

Presentando los hallazgos a los medios de Helsinki la semana pasada, Jukka Pääkkönen, encargado de información del Centro Finlandés de Solidaridad Sindical, dijo que el COI estaba enterrando la cabeza en la arena mientras los trabajadores que producen mercaderías publicitarias de los Juegos ven sus derechos pisoteados.

Play Fair 2008 es una coalición de organizaciones sindicales y no gubernamentales internacionales integrada entre otras por el Sindicato de Trabajadores Químicos Finlandeses y al Sindicato de Empleados Asalariados. Es remanente de una campaña anterior llamada “Play Fair at the Olympics” (“Jueguen limpio en los Olímpicos”), lanzada un año antes de los celebrados en 2004 en Atenas.

En una carta enviada el 18 de junio a Play Fair 2008 en reacción al informe, el COI no explicó si iba a tomar alguna medida concreta contra las cuatro compañías chinas acusadas.

En cambio, indicó que no podría actuar debido a que Play Fair 2008 no detalló cuál fue la metodología usada en su investigación.

“En varias ocasiones, el COI le pidió a la Play Fair que compartiera su metodología de investigación. Sin esta información, que tampoco está indicada en su trabajo, estamos perdiendo un ingrediente clave para interpretar los datos y las conclusiones del estudio”, señaló el Comité.

La carta, enviada desde la oficina del presidente del organismo, Jacques Rogge, y a la que tuvo acceso IPS, señala que “el COI no maneja ni controla la elaboración de todos los productos relacionados con los Juegos Olímpicos en el mundo”.

Según la misiva, la Asociación para el Trabajo Justo (FLA, por sus siglas en inglés) se dispone a “asesorar al COI sobre códigos de conducta en la cadena de suministro, así como procedimientos, controles independientes y acreditación de conformidad laboral”.

La FLA es una iniciativa de la comunidad empresarial para controlar su propia conducta ética. No incluye a organizaciones no gubernamentales o a sindicatos, dijo Pääkkönen.

Según él, el COI nunca accedió a sentarse ante una mesa de negociaciones con los activistas de Play Fair. “Todos los contactos fueron, principalmente, por correspondencia”, dijo a IPS.

Los investigadores de Play Fair 2008 realizaron entrevistas e investigaciones a comienzos de 2007 en cuatro fábricas que elaboran bolsos, gorros, artículos de papelería y otras mercaderías con el sello olímpico. Las compañías son Lekit Stationary Co., Mainland Headwear Holdings Ltd., Eagle Leather Products y Yue Wing Cheong Light Products.

La investigación se basó en entrevistas con trabajadores en tres de las cuatro fábricas. Todas ellas fueron realizadas fuera de las instalaciones. Entre 14 y 26 trabajadores fueron entrevistados de modo anónimo, debido al temor a represalias, indicó Play Fair.

En el caso de la taiwanesa LeKit, señalaron los responsables de la campaña, un investigador se hizo pasar por un obrero más y trabajó allí durante cinco días.
Luego renunció sin que le pagaran o sin haber recibido un contrato.

“Todas las fábricas analizadas revelaron una atroz falta de consideración por la salud de sus trabajadores y por las leyes y regulaciones laborales locales” en cuanto a la cantidad de horas de trabajo, la escala de pago y la contratación de menores, señala el informe.

“Ningún investigador de fábricas prestó especial atención a las mujeres que trabajan”, especialmente en lo relativo a la protección maternal requerida por las leyes chinas, aseguró Fair Play 2008.

La industria de la vestimenta deportiva es un gran negocio y su valor está calculado en 74.000 millones de dólares. Está guiada por gigantes corporativos como Nike, Adidas, Reebok, Puma, Fila, ASICS, Mizuno, Lotto, Kappa y Umbro.
(FIN)

Impactos: 1

Deja una respuesta