“Los niños deben estar jugando”

Entra en vigencia ley que regula trabajo adolescente
La Nación, Miércoles 13 de Junio de 2007 

La normativa -publicada ayer- modifica el Código Laboral y establece que los mayores de 15 años y menores de 18 sólo podrán trabajar cuando cuenten con la autorización de sus padres, acrediten que van a la escuela y su jornada laboral no supere las 30 horas semanales.

C. Miranda /P. Drolett

En Chile cerca de 28 mil menores -entre 5 y 17 años- trabajan en faenas agrícolas, de los cuales casi 20 mil lo hace en condiciones inaceptables: sin contrato, de noche, con elementos cortantes, sin medidas de seguridad, más horas de las legalmente permitidas y expuestos a pesticidas. Tales labores suelen coincidir con sus vacaciones escolares. Aunque no siempre, lo que afecta su asistencia y progreso escolar. Un tema sobre el que la OIT puso ayer el acento en el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, que este año tuvo por
lema: “Agricultura libre de mano de obra infantil. La cosecha futura”.

En el marco de tal conmemoración, la Presidenta Bachelet participó ayer en la ceremonia de publicación de la ley N°20.189, que modifica el Código Laboral ajustándolo a los convenios de la OIT 138 y 182 y normando la admisión al empleo de los menores de edad bajo orden de cumplimiento de la escolaridad obligatoria de 12 años.

La ley señala que los menores de 18 años y mayores de 15 podrán trabajar si cuentan con la autorización expresa de los padres, ejecuten tareas livianas y acrediten que cursan estudios y que el trabajo no interferirá en su educación regular. Además su jornada laboral no podrá superar 30 horas semanales.

“Esta normativa busca enviar una señal a todo el país, que los niños deben estar en la escuela, que los niños deben estar jugando, que deben estar con sus seres queridos, con sus amigos, viviendo y aprovechando al máximo su infancia”, dijo la Presidenta.

Por su parte, el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, dijo que lo fundamental de la entrada en vigencia de esta ley es que “si por razones económicas derivadas de los ingresos insuficientes de la familia se hace necesario que algunos niños y niñas trabajen, ello se hará en un marco estrictamente regulado humanizador y orientado a hacer compatible la actividad laboral con su educación”.

En la misma línea María Jesús Silva, coordinadora nacional del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la OIT, resaltó la importancia de este paso legal , “ya que asegura el acceso a la educación de los adolescentes, regula -por primera vez- la cantidad de horas de trabajo semanales y permite fiscalizar las faenas peligrosas, que hasta hoy no estaban definidas en nuestra legislación. “Ahora se tiene que hacer un
reglamento y un listado de este tipo de trabajos”.

Silva indicó que esperan que esta normativa ayude a regular más el trabajo de temporeros agrícolas infantiles, una de las áreas donde más se realizan faenas consideradas inaceptables.

LOCALES NOCTURNOS

Paralelamente al acto en La Moneda, el presidente de la Cámara de Diputados, Patricio Walker (DC), y la diputada del mismo partido, Carolina Goic, ingresaron al Parlamento dos mociones destinadas a prohibir que menores de 18 años puedan participar en espectáculos en vivo que tengan actos de connotación sexual y a establecer un mínimo de 11 horas de descanso para quienes, con autorización, realizan faenas en otro tipo de establecimientos
industriales o similares.

Actualmente los jóvenes pueden ejercer labores en este tipo de establecimientos
bajo el consentimiento de los padres o del Tribunal de Familia respectivo.

“El objetivo de nuestra moción es prohibir definitivamente esta posibilidad, haciéndola restrictiva para la protección de los menores y resguardar con ello su integridad física o moral que puede verse dañada por este tipo de actividades nocturnas”, afirmó Goic.

En nuestro país, 107.000 menores de edad trabajan en este tipo de locales nocturnos donde -además- se expenden bebidas alcohólicas.

Copyright © 2005, Empresa Periodística La Nación S.A. 

Impactos: 1

Deja una respuesta