El propio hogar se convirtió en el lugar más peligroso para las víctimas de violencia intrafamiliar

Femicidios de 2006: en la propia casa y a manos del conviviente
José Miguel Jaque
La Nación, Lunes 4 de Junio de 2007  
 
La mayoría son asesinadas con arma blanca o de fuego. En muchos casos las medidas cautelares no fueron suficientes en pocas ocasiones, porque las propias víctimas transgredieron las reglas destinadas a protegerlas. Este año ya van 18
casos, según el conteo policial. Las casas de acogida prometen bajar las vergonzosas estadísticas.

El propio hogar se convirtió en el lugar más peligroso para las víctimas de violencia intrafamiliar según el estudio Femicidio en Chile año2006, elaborado por el departamento asuntos de la familia, dependiente de la Dirección de Protección Policial de la Familia (Diprofam) de Carabineros.

De los 51 casos registrados el año pasado, 21 (41%) se produjeron en la casa de la víctima y en la misma proporción (41%) a manos de su conviviente. Otro dato: en los cuatro casos (8%) ocurridos en la vía pública, la mujer fue
asesinada camino o en las cercanías de su hogar, por lo tanto, el agresor conocía de antemano y tenía acceso a esa ruta.

Si bien la ocurrencia de femicidios a nivel regional se presentó con un mayor porcentaje en la Región Metropolitana -con un total de 18 casos (35%)- la tasa de asesinatos fue encabezada por la Tercera y Sexta Región con 0,7 casos por cada 100 mil habitantes (ver infografía).

En relación al arma utilizada, en 18 ocasiones (35%) los agresores utilizaron un arma blanca y en 16 (31%) un arma de fuego, lo que genera una alarma extra: se trata de elementos regulados en cuanto a su porte y tenencia.

Transgresión de medidas cautelares

Una forma de prevención que utiliza personal de Carabineros para los procedimientos de violencia intrafamiliar son los partes tipo en los que se incorporan indicadores de riesgo.

Con éstos la víctima puede advertir si ha recibido amenazas de muerte por parte de su agresor, si ha tenido que salir de su casa por agresiones, frecuencia del maltrato, si considera que está en peligro o si existen armas de fuego en el hogar, entre otros.

De acuerdo con las estadísticas, son riesgo seguro para las mujeres anunciar que van a dejar al victimario o que están comenzando una nueva relación con otra pareja.

Sin embargo, muchas veces son las propias mujeres las que se exponen al peligro al violar las medidas precautorias dictadas por los fiscales. “Nos ha pasado varias veces que un agresor tiene una prohibición de acercarse a las víctimas a
menos de 200 metros, lo que es fiscalizado por Carabineros con rondas periódicas. Pero pasa que un día llama un vecino o un familiar alertando que vio ingresar al agresor a la casa de la víctima. Más tarde la propia afectada reconoce que lo dejó entrar. ‘Es que lo perdoné’, nos dicen”, cuenta la coronel Marta Salcedo, directora de Diprofam.

Para la coronel Salcedo, esto tiene una explicación. “No es lo mismo un homicidio en un contexto de violencia intrafamiliar. Acá te agrade la persona que tú más quieres. Y dentro del ciclo de la violencia intrafamiliar es como una especie de luna de miel: se agreden, se enojan, se separan y viene la reconciliación. Es una dinámica diferente”. LN

Ximena Matas, directora regional de Sernam Tercera Región

“Es una verdadera vergüenza y una preocupación poder contener esta situación, a través de una serie de instrumentos que como Sernam estamos desarrollando. Es
necesario que las mujeres denuncien y hagan uso de la oferta
programática de nuestro servicio, que este año incorpora un nuevo componente, las casas de acogida para mujeres en situación de riesgo vital a causa de violencia intrafamiliar grave”.

Aixa Cataldo, directora regional de Sernam Sexta Región

“Lamentamos profundamente liderar las estadísticas. Frente a esto hicimos un esfuerzo para cambiar las estrategias y llegar con el mensaje a las zonas rurales, que es donde se estaban dando estos casos. Realizamos un trabajo de
sensibilización a través de programas radiales, visitas a terreno y fortalecimos las redes locales por la no violencia con participación de las autoridades y de la comunidad, tomando en cuenta que la violencia se debe abordar en forma conjunta”.

Copyright © 2005, Empresa Periodística La Nación S.A. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat