“Con esto se ha lesionado la Convención Internacional de los Derechos del Niño”

¿Adultos delincuentes?
La Nación, Lunes 11 de Junio de 2007 

Este miércoles se pronunciará el Tribunal Constitucional sobre la llamada “indicación Larraín” que impone a jóvenes de 16 y 17 años cumplir al menos dos años de reclusión en recintos cerrados, si reciben una pena de cinco o más años por el delito cometido.

María Elena Andonie

Parlamentarios de diversos sectores han alertado que la puesta en marcha de la Ley de Responsabilidad Penal Juvenil (LPRJ) el pasado viernes 8 de junio, podría convertirse en una de aquellas que a pesar de su importancia y trascendencia para la sociedad, terminan olvidándose, pues el sistema se las arregla para “barrerlo debajo de la alfombra”.

Así se expresa uno de los miembros de la Comisión de Expertos de la LRPJ, el sicólogo Pablo Egenau: “Precisamente tenemos miedo, porque como esta ley no es el Transantiago, prontamente los medios de comunicación se van a olvidar. No es un tema de relevancia ciudadana, porque afecta a algunos, a los de siempre. A los pobres, los excluidos, los sin oportunidades. Yo creo que la promesa socializadora que se hizo en la ley es un compromiso muy serio y complejo del Estado chileno hacia los jóvenes y los ciudadanos”.

-¿Cuál es su objeción?

-Tenemos una visión crítica en el sentido que no vemos que los recintos, los talleres, las metodologías estén en condiciones mínimas necesarias para garantizar esa promesa socializadora. Como Comisión hemos entregado dos informes al Parlamento, solicitando cambios estructurales. Pusimos énfasis en una entrada en vigencia gradual de la ley, Pero no se acogió.

unicef

A las precarias condiciones del Sename para poner en marcha este nuevo sistema penal, se sumó la aprobación en el Parlamento de la indicación del senador UDI Hernán Larraín, con el apoyo del Partido Radical, que impone a los jóvenes entre 16 y 17 años, cumplir al menos dos años de reclusión en recintos cerrados, es decir, cárcel. Esto provocó un verdadero terremoto entre diversos agentes sociales.

A través de un comunicado oficial, la Unicef declaró: “En un debate apresurado y de último momento el Parlamento introdujo una indicación que contraviene y desvirtúa los principios rectores de la iniciativa legal, en cuanto a que la privación de libertad debe ser el último recurso y no el primero y sólo para delitos graves y con violencia. Con esto se ha lesionado la Convención Internacional de los Derechos del Niño”.

Por su parte, la Juventud Socialista y 33 parlamentarios (PS, PPD, DC y dos independientes) impugnaron la ley ante el Tribunal Constitucional para que la declare inconstitucional. El diputado DC Jorge Burgos afirmó que lo que trata justamente esta ley “es que podamos asegurarles a los jóvenes que hay una posibilidad real de reinsertarlos y no meterlos presos para que salgan más delincuentes.”

CÁRCEL PARA MENORES

“Siempre he estado en desacuerdo con la indicación de Larraín”, explica  Miguel Cillero, abogado, consultor de la Unicef, miembro de la Comisión de Expertos de la Ley 20.084. “Nos pronunciamos en contra, pues ésta conspira contra el espíritu, los propósitos y principios que en la misma ley se plantea. Espero que el Tribunal Constitucional acoja el requerimiento”.

Por su parte, el sicólogo Egenau dice estar absolutamente de acuerdo con haber impugnado al Tribunal Constitucional la última modificación. “Fue una mirada transversal de la Comisión. Rechazamos esa moción públicamente, que no sólo fue del senador Larraín, sino también del Ejecutivo, porque sin duda es mala, negativa y apunta en la dirección incorrecta. La privación de libertad de acuerdo con los criterios internacionales debería ser mínima y por el menor tiempo posible. Con garantías de infraestructura, de espacios, de
resguardo suficientes que en algunos centros del Sename no se cumplen”.

-¿Por qué se rebajó la responsabilidad penal a los 14 años?

-Porque sin duda esta es una ley que, a pesar de que dice estar inspirada en una concepción rehabilitadora, en su base hay una propuesta penalizadora. ¿Por qué fue así? ¡Pregúntale a los parlamentarios. Sobre todo a los que han liderado el proceso, como el senador Espina!

-Usted ha dicho que tenía esperanza que en esta ley primara el espíritu de las oportunidades. Que la cárcel sería la última de las medidas y en condiciones que no agrave el daño que trae el niño por la pobreza y la marginalidad.

-Ese es el espíritu que se planteó en el Parlamento. La oferta tenía que ver con la participación en sistemas educacionales adecuados, no privativo de libertad. Condiciones sociales y de salud para garantizar los derechos de los niños pobres. Pero eso no se dio.

-¿Cómo se siente usted que trabajó intensamente para garantizar que esta iniciativa se hiciese desde la inclusión y de la forma menos dañina?

-Hay frustración, desencanto por cómo se dieron las cosas.

-Una gran gama de parlamentarios de Gobierno y de oposición han alertado claramente sobre la precariedad de la puesta en marcha de esta ley. Lo comparan con un nuevo Transantiago.

-El Transantiago afecta la vida cotidiana de la mayoría de los ciudadanos. Está siendo constantemente recordado por los medios y hay presiones enormes por resolverlo. El tema de los sistemas de administración juvenil es una realidad que afecta a una minoría de jóvenes y familias a nivel nacional. No es algo que incomode a la mayoría de los chilenos. La conformidad radica en que estos jóvenes estén encerrados. Mientras sea así, lo que pase con ellos da un poco lo mismo para el promedio nacional. Por eso corre el peligro de ser prontamente olvidado. Rápidamente se va a barrer debajo de la alfombra. LN 

Copyright © 2005, Empresa Periodística La Nación S.A. 

Impactos: 1

0 comentarios de ““Con esto se ha lesionado la Convención Internacional de los Derechos del Niño”

  1. yoaprendo dice:

    En realidad, visto desde el punto de vista de los conductores de este transmenores; (la unica manera que el gobierno tenia de parar a los pinguinos, utilizados para lanzar la ley de modificacion a la LOCE, eso creo yo); antes no se atendia debidamente a los “..menores..” y ahora tampoco.
    Un alcance estos menores son un peligro atenderlos;(dicen los funcionarios del Sename); y la ley indica que una alternativa a las reclusiones (sistema de proteccion) es la matriculacion. Entonces los profesores no se dieron cuenta en que momento el gobierno y los politicos que aprobaron la ley, los convirtieron en rehabilitadores

Deja una respuesta