Amnistía pide a la UE que asuma sus responsabilidades

Amnistía pide a la UE que asuma sus responsabilidades en las “entregas” de la CIA e impida nuevos abusos

 

 

20 de junio, Bruselas (Europa Press) – Amnistía Internacional (AI) instó hoy a la UE a que actúe en relación con las “graves acusaciones” presentadas contra varios Estados miembros por su presunta complicidad en actividades ilegales en el contexto de la lucha contra el terrorismo, en relación expresa a las “entregas” de la CIA. En este sentido, pidió a los Estados miembros que asuman sus responsabilidades, que impidan las violaciones que se estén produciendo o que puedan producirse en el futuro, que garanticen las reparaciones a las víctimas y que pongan a disposición judicial a los responsables. “En su intento por trazar el futuro de la UE, sus dirigentes no pueden pasar por alto este asunto fundamental, que ante todo pone en tela de juicio la credibilidad de la organización”, afirmó la organización en un comunicado difundido hoy con motivo de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 que se celebrará entre mañana y el viernes en Bruselas para debatir la reforma del Tratado Constitucional. “Hoy en día, mientras la UE critica los abusos contra los Derechos Humanos que se cometen en Rusia o en China, se le debe recordar la complicidad europea en las ‘entregas’ de la CIA”, declaró el director de la Oficina ante la UE de Amnistía Internacional, Dick Oosting.Las nuevas revelaciones del Consejo de Europa sobre la existencia de prisiones secretas en Rumanía y Polonia “son sólo el último de una serie de descubrimientos que en los últimos dos años han deteriorado gravemente la credibilidad de la UE, tanto internamente como en el ámbito internacional”, según Amnistía. Recientemente, Amnistía Internacional, junto con otras importantes organizaciones de Derechos Humanos, publicó un informe en el que figuraban los nombres de 39 hombres de quienes sigue sin saberse nada y que se cree que han sido sometidos a desaparición forzada por las autoridades estadounidenses. “Hay grandes probabilidades de que Estados miembros de la UE estuvieran implicados en al menos algunos de estos casos”, según el comunicado. “A la luz del informe del Consejo de Europa, también es probable que varios de estos hombres hayan sido detenidos y torturados en territorio de la UE”, prosiguió.  “Sin embargo, los dirigentes de la UE han respondido con el silencio a estos insólitos datos”, lamentó la organización. “En realidad no ha habido una sola declaración de reconocimiento ni un desmentido, sino que, mientras se acumulan los descubrimientos, el debate se desvía una y otra vez hacia la cuestión de las ‘pruebas'”, denunció. “El debate sobre si hay o no pruebas suficientes puede continuar indefinidamente, pero la cuestión seguirá ahí”, según Oosting. “La UE debería fijarse en Canadá y el caso Maher Arar, y aprender de un país que al menos ha reconocido el problema y asumido su responsabilidad política”, añadió. “Aunque sólo sea por la gravedad de las acusaciones, la UE debería asumir su responsabilidad política”, según el responsable de AI. “Sin embargo seguimos esperando que algún dirigente de la organización dé el primer paso y diga que es asunto de la UE detener e impedir el secuestro, la tortura y las desapariciones en Europa”, concluyó Oosting.  Por ello, la organización pidió en su comunicado a los Gobiernos comunitarios que reconozcan sus responsabilidades en estos casos, detengan las violaciones que se estén produciendo, que garanticen las reparaciones a las víctima, que pongan a disposición judicial a los responsables de violaciones de Derechos Humanos y que impidan nuevas violaciones graves de los Derechos Humanos en el futuro.

AI

 

Impactos: 1

Deja una respuesta